Leve aumento de homicidios en Bogotá

El Centro de Estudios y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana reveló un informe que muestra el aumento de casos como el sicariato.

123 rf

En extrañas circunstancias aparecieron tres personas, dos muertas y una herida, en un carro, en la autopista norte con calle 215 (sentido norte sur), en la localidad de Suba. En principio las autoridades pensaron que se trataba de un choque del vehículo contra unas latas, pero luego de los análisis realizados por medicina legal se encontró que dos de los hombres tenían impactos de bala en la cabeza, lo que apunta a un caso de sicariato.

El conductor del carro murió instantáneamente, mientras que el copiloto falleció yendo hacia el hospital. El otro pasajero quedó vivo, pero por su estado de embriaguez, la Policía no pudo determinar cómo sucedieron los hechos. Hoy las autoridades continúan con la investigación, pues debido a la evidencia encontrada creen que se trata de una venganza.
"Tenemos información inicial de que las víctimas son un ingeniero y un comerciante que se movilizaban en un vehículo con este señor que está pendiente de darnos esta información (el hombre que quedó herido)", aseguró el coronel Yurian Romero, subcomandante de la Policía de Suba.

Precisamente este martes se conoció que en 2014 se presentaron en la ciudad 215 asesinatos por sicariato. De hecho, hubo un aumento en la tasa de homicidios frente a 2013. Según el Centro de Estudios y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana (CEASCS), durante el año que acaba de terminar se registraron 1.344 casos, 64 más que en 2013. La mayoría de los asesinatos tuvieron relación con el micro tráfico, sobre todo en seis localidades: Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Bosa, Usme, Engativá y Suba.

Los motivos de los homicidios son múltiples. El que ocupa el primer lugar es la venganza y el alto consumo de alcohol y drogas psicoactivas, como medio para resolver con violencia los problemas de convivencia y relaciones familiares (violencia intrafamiliar) en localidades y barrios vulnerables. El informe también menciona los conflictos que se presentan entre los poderes mafiosos por testaferrato y disputa minera de territorios luego de la muerte del ‘zar’ de las esmeraldas, Víctor Carranza. Por último, está el robo. La nueva modalidad, según señala el informe del Distrito es lesionar a la víctima y después cometer el hurto.

Según el Distrito, ya hay estrategias que se están consolidando y que apuntan a la mitigación de esta problemáticas y que están en el Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana 2013 – 2023 con el apoyo de la Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación, Ejército Nacional. El programa Fiesta Sana y Segura, la restricción al porte de armas, el plan desarme en localidades priorizadas según Plan 75 y el control de conflictos en tiendas de barrio en territorios afectados y vulnerables son solo algunas de las medidas.

A pesar de esto, no hay que desconocer que aún las cifras siguen creciendo. Para el Distrito, una de las causas por las que la inseguridad en la capital aumenta es que Bogotá es la capital que más recibe personas en situación de desplazamiento. Cada vez más, crecen los cordones de miseria en la periferia, donde los índices de pobreza y desempleo son muy altos.

Máximo Noriega, director del Fondo de Seguridad, manifestó hoy que en febrero inicia la instalación de 175 cámaras en las zonas más peligrosas de la ciudad, entre ellas la avenida Caracas con Jiménez, donde se presentan muchos hurtos. Esa inversión fue de $4.800 millones y, según Noriega, las cámaras “permiten captar paquetes abandonados y registrar con claridad el movimiento y los rostros de las personas. Tienen alcance de unos 1.000 metros y permiten demostrar concierto para delinquir de los delincuentes, como una herramienta poderosa para la Fiscalía”.


 

Temas relacionados