Nace plataforma para seguir el pulso al asesinato de líderes sociales y el futuro de excombatientes

hace 1 hora

Liceo Francés, a devolver espacio público

La resolución que ordenaba tumbar las rejas y restituir el predio se expidió hace ocho años y solo esta semana se hizo efectiva.

Personal de la administración desinstaló las rejas que encerraban el predio distrital. / Cortesía Alcaldía de Chapinero

Seis años pasaron para que la Alcaldía de Chapinero hiciera cumplir un acto administrativo que desde 2008 ordenó tumbar el cerramiento que mantenía el Liceo Francés Luis Pasteur desde la década de los 90 sobre un lote de casi 3.000 metros cuadrados, en la carrera séptima con calle 86. La orden se ejecutó esta semana, cuando una cuadrilla de obreros, funcionarios de la administración local, la Policía y la Personería llegaron a la institución para desmontar las rejas. La razón: el lugar, que a simple vista parecía propiedad de la institución, es espacio público del Distrito, que debe ser un parque de libre acceso para la comunidad.

Al menos así lo indicó desde 2005 una resolución de la Alcaldía de Chapinero, confirmada en 2008 por un acto administrativo del Consejo de Justicia de la Secretaría Distrital de Gobierno, en la que señalaron que el colegio había infringido normas de espacio público al ser responsable de cerrar y ocupar zonas verdes y una vía que son de uso público. A pesar de que la orden estaba en firme, ninguna de las anteriores administraciones la había hecho cumplir.

Según el alcalde de Chapinero, Mauricio Jaramillo, con esto se le devolvió a la ciudadanía una zona verde que permaneció por años con cerramiento metálico sobre columnas y vigas en concreto. Al consultar por qué lo hicieron tantos años después, explicó que cuando él llegó a la alcaldía encontró gran desorden administrativo y apenas se están poniendo al día con varias resoluciones que ordenan recuperar el espacio público. Incluso, anunció, vendrán nuevas recuperaciones en la localidad.

- No nos hemos apropiado

Detrás de esta acción hay una historia que se inicia en los 80 cuando, en palabras de las directivas del Liceo Francés, tramitaron los permisos para hacerse cargo de este lote que colinda con la institución y así evitar que se convirtiera en escombrera o foco de inseguridad. Según la rectora de la institución, Françoise Valiere, este permiso se lo otorgó en 1986 el Procurador de Bienes del Distrito y luego obtuvieron autorización de la Secretaría de Obras Públicas para hacer el cerramiento. Luego se vino el proceso administrativo que resolvió en 2008 quitar las rejas. Sin embargo, dice la rectora, solo llegó una carta y luego nadie se volvió a pronunciar.

“Nunca hemos negado que ese predio sea del Distrito. Nunca quisimos apropiarnos de ese espacio. Tenía una reja con autorización del Distrito, pero nunca estuvo completamente cerrado. Siempre hubo un acceso por donde las personas podían ingresar los fines de semana sin problema. Nosotros siempre le hicimos mantenimiento y tuvimos interés de que estuviera bien para la gente. Aunque en principio fue un lugar de recreo para los alumnos, desde hace muchos años no van a ese sitio. Frente a la decisión, no tenemos problema y no nos queda otra que acatar la orden de las autoridades. Sin embargo, buscaremos un diálogo con el Distrito, para que entiendan las razones que tuvimos este tiempo para haber puesto las rejas. Lo que buscamos no es otra que la seguridad de los alumnos y mantener una percepción de seguridad para los vecinos, concluyó la rectora.