''Limpieza de grafitis no es con trapo y manguera'': Distrito

Según la Administración Distrital, limpiar los grafitis de los edificios de la Plaza de Bolívar tras la marcha del jueves cuesta $150.000 pesos por metro cuadrado.

Alcaldía de Bogotá.

Hasta la llegada a la Plaza de Bolívar, ubicada en el centro de Bogotá, las múltiples marchas convocadas en el marco del paro cívico nacional del pasado jueves se desarrollaron en total calma. Sin embargo, una vez entraron todas las movilizaciones correspondientes a gremios, universidades, centrales obreras y organizaciones sociales, el ambiente en el corazón de la capital del país empezó a caldearse.

Tras ligeros cruces de palabras entre manifestantes y miembros del Esmad, el asunto pasó a mayores cuando empezaron a aparecer diversos grafitis sobre las paredes de los distintos edificios de la Plaza de Bolívar, y los miembros de la fuerza pública veían cómo sus escudos de protección eran pintados por los asistentes a la marcha. En pocos minutos la situación se salió de control y las agresiones, de parte y parte, fueron cada vez más serias, motivo por el cual el Esmad procedió a evacuar el lugar.

A pesar del final anticipado de la movilización, de buen comportamiento a lo largo de toda la jornada, cientos de grafitis e inscripciones quedaron en el Capitolio Nacional, el Palacio de Justicia, el Palacio de Liévano, la Catedral Primada, y en el monumento a Simón Bolívar ubicado en el centro de la Plaza.

Hacía solo tres semanas que el Distrito, en medio de su plan por transformar el espacio público, había invertido cerca de 15 millones de pesos en la limpieza de grafitis del lugar. Ahora la labor será más ardua, pues el número de grafitis a limpiar es mucho mayor que en la jornada pasada. La Administración Distrital, a través de la Secretaría de Cultura, explicó que limpiar este tipo de rayones y manchas de los edificios, que son patrimonio histórico, cuesta $150.000 el metro cuadrado.

"Esa limpieza no se puede hacer de cualquier manera, no es coger un trapo y limpiar con manguera, eso necesitan unos productos, unos solventes que además son costos y es un labor especializada para no dañar la piedra, la superficie", afirmó en diálogo con Caracol Radio la secretaria Distrital de Cultura, María Claudia López.

Asimismo, la funcionaria advirtió que los manifestantes dañaron la protección que fue instalada en algunos sectores como el Palacio de Liévano y la estatua de Simón Bolívar, con el fin de dejar también inscripciones en dichos espacios.

"En los muros de la alcaldía y en otros edificios se cuidaron con polisombra. Pero en el pedestal de Bolívar se recubrió, pero quitaron el plástico, porque cuando el vándalo quiere agredir lo hace. Quitaron la protección que se pone", concluyó López