Lista acción popular del personero de Soacha contra TM

La acción popular busca que Transmilenio disminuya el valor del pasaje para los habitantes del municipio, mientras comienza a prestar el servicio de buses alimentadores.

En diciembre de 2013 empezó a funcionar la troncal de Transmilenio en Soacha. / Foto: Personería Soacha

El argumento es que el sistema de transporte empezó a operar sin este componente en diciembre de 2013 y por esta razón debería excluirse de la tarifa, que es de $1.700 en hora pico y $1.400 en hora valle.

Antes de llevar el caso a los jueces, el personero de Soacha, Henry Sosa, le había pedido a la empresa Transmilenio que no incluyera el costo del servicio de alimentación en el pasaje, ya que “no tiene sentido cobrar por un servicio que no presta. Para mí eso es absurdo”, dijo el funcionario en ese momento. Pero la entidad le respondió que, jurídicamente, no era posible hacerlo porque desde que se creó el sistema en Bogotá se determinó que se cobraría el mismo pasaje a los ciudadanos sin importar el trayecto, el uso de uno o más servicios troncales o alimentadores.

Así, el personero Sosa decidió presentar la acción popular con la idea de defender los derechos de los habitantes, pues la mayoría de los usuarios deben cancelar $800 por la tarifa urbana de transporte público de Soacha para llegar a las estaciones de Transmilenio del municipio. Lo que quiere decir que “diariamente un usuario en hora pico cancelaría $2.500 y en hora valle $2.300.

Esta situación, según el personero “genera una desigualdad total entre los usuarios de Soacha frente a los demás usuarios del distrito capital, que pagan las mismas tarifas pero recibiendo la prestación del servicio de alimentación, tanto para ser transportados a las subestaciones, como para ser desembarcados en los paraderos destinados para la prestación del servicio de los buses alimentadores”, resalta el texto presentado por el personero Henry Sosa.

Por ello Sosa pide que como medida cautelar, Transmilenio descuente el 20% que recauda en el pasaje por el servicio de alimentadores, hasta que estos buses comiencen a operar en el municipio, como lo exige el sistema. Esto quiere decir que se descontarían $340 por usuario en hora pico y $280 en hora valle, por la entrada a cualquiera de las cuatro estaciones (Terreros, Despensa, León XIII y San Mateo).

Mientras los jueces deciden si le dan la razón al personero, el alcalde del municipio, Juan Carlos Nemocón, dijo que la adjudicación de la licitación para los buses alimentadores está programada para septiembre y la entrada en operación de los vehículos tardaría entre seis y siete meses.

Por otra parte, respecto a la licitación para ampliar las estaciones de la troncal Nemocón explicó que lo que se va a hacer en las estaciones San Mateo y Terreros es construir un vagón adicional, como ha pasado con estaciones como Héroes en Bogotá. En León XIII sí se construiría una puerta adicional para que puedan hacer su parada los buses biarticulados.

“Lo que necesitamos es más capacidad para el abordaje de las personas para que puedan llegar buses con mayor frecuencia. La semana pasada Transmilenio nos dio el certificado de disponibilidad presupuestal, así que los prepliegos de la licitación estarán montados la siguiente semana y en 60 días se estaría adjudicando. Así, entre octubre o noviembre estarían listas las ampliaciones de las estaciones”, explicó el alcalde Nemocón.

 

Temas relacionados