Listos los contratos para implementar el nuevo esquema de aseo en Bogotá

Con la firma de los convenios entre el Distrito y los cinco operadores que ganaron la licitación se deja en firme el nuevo modelo que comenzará a funcionar el 12 de febrero.

Archivo El Espectador

En la tarde de este jueves el alclde de la ciudad Enrique Peñalosa y las cinco empresas que ganaron la licitación de aseo en la ciudad firmaron los contratos con los que se da paso a la implementación del nuevo esquema de aseo, que deberá comenzar a regir desde el próxio 12 de febrero. 

El modelo licitado dividió la ciudad en cinco zonas de recolección, en las que además se incluyó por primera vez las zonas rurales de la ciudad. Así mismo, los recolectores de cada zona estarán en la obligación de hacer otras labores que no hacen parte de la recolección, como el retiro de pendones, avisos y pasacalles ilegales; la remoción de grafitis; limpieza del mobiliario urbano y la renovación de canecas para atender desechos de fumadores y propietarios de mascotas.

Además, en cadad zona los operadores deberán renovar la flota de recolección e implementar contenedores para facilitar el reciclaje en la ciudad. “Vamos a tener una flota completamente nueva, con camiones Euro V, que van a ayudarnos a una mayor limpieza en el aire además contenedores que van permitir que la ciudad esté limpia”, señaló Peñalosa. 

Ante la implementación del nuevo esquema de aseo, los retos, antes de su implementación, se centran en la inclusión de la población recicladora y el futuro de los trabajadores de Aguas de Bogotá, la empresa distrital que se quedó por fuera de la licitación. Aunque el Distrito ha asegurado que los operadores están en la obligación de garantizar la inclusión de la población recicladora, ellos no tienen claro cómo se va a adelantar esto. 

La directora de la Uaesp aseguró que además de la exigencia de incluirlos en el esquema y garantizar que puedan acceder al material aprovechable, los recicladores serán los únicos autorizados para realizar estas labores. Así mismo, los operadores deberán informar con mínimo 15 días de antelación si se va a realizar algún cambio en los hroarios de recolección, mientras que el lugar en que se instalarán los contenedores para reciclar debe ser acordado en que se facilite su labor. 

Por el otro lado, tras varios días de diálogo con la Personería Distrital, los sindicatos de Aguas de Bogotá se han negado a entregrar las hojas de vida de los trabajadores, alegando que se discriminará en la selección a quienes estén sindicalizados o estén en alguna condición de vulnerabilidad. De acuerdo con la Alcaldía, hasta el momento solo se han recibido 700 hojas de vida "esto es muy grave. Hay empresas interesadas, pero han estado manipulando a los trabajadores para que no envíen sus papeles”, dijo el alcalde.