Llegó a Bogotá la serpiente prehistórica más grande del mundo

Titanoboa, la serpiente más grande del mundo y encontrada en La Guajira, podría medir entre 14 y 17 metros de largo y daría pistas de los efectos del cambio climático en el país.

Archivo EFE

Con motivo de los 60 años del Jardín Botánico de Bogotá, a partir de este miércoles, los habitantes de Bogotá podrán presenciar la exhibición de “Titanoboa, del bosque al desierto en 60 millones de años”, gracias al Jardín Botánico José Celestino Mutis, el Instituto Alexander Von Humboldt y el Instituto Smithsonian presentan la exhibición, quienes por primera vez traerán el ejemplar del reptil a la capital del país, después de haber recorrido el mundo.

Los visitantes podrán ver la réplica del reptil extinto hace unos 60 millones de años, que podría medir entre 14 y 17 metros de largo y la más pequeña podría pesar hasta una tonelada. Con un poco más de 14 metros, está elaborada a una escala 1:1 y se elaboró a partir de vértebras fósiles de Titanoboa cerrejonensis halladas en el sector de El Cerrejón, en la Guajira, por un equipo del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales de Panamá del que formó parte Carlos Jaramillo, geólogo colombiano.

‘‘La exhibición "Titanoboa, del bosque al desierto" es una estrategia de apropiación del conocimiento para fortalecer la relación del público con la biodiversidad ya que la información contenida en la exhibición contribuye a la comprensión de la biodiversidad actual en Colombia desde un contexto evolutivo. Esto permite entender sus cambios y cómo estos se relacionan con el cambio climático. Además pone de manifiesto el trabajo de investigadores colombianos, la importancia del patrimonio paleontológico del país el cual contribuye a entender los cambios de la biodiversidad a través del tiempo y las posibles respuestas de la biodiversidad y las comunidades humanas a los cambios actuales’’, manifestaron desde el Jardín Botánico.

La exhibición, que durará todo el mes de febrero, estará ubicada en el ambiente Amazónico del Tropicario del Jardín Botánico, un lugar que simula las condiciones de la selva húmeda tropical del Paleoceno, que fue un período de 10 millones de años posterior a la extinción de los dinosaurios, hace cerca de 65 millones de años.

Según Carlos Jaramillo, para que el hábitat de la "Titanoboa" haya sido un bosque tropical, La Guajira tuvo una temperatura máxima de 28 grados centígrados hace 60 millones de años; es decir, unos 10 grados menos que la actual. Por lo que este hallazgo demuestra que las comunidades de plantas y animales responden a los cambios a través del tiempo.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias