Llegó la hora de la consulta popular: Animalistas

La estrategia que estudian los animalistas junto a la Alcaldía para continuar la batalla jurídica contra las corridas de toros.

“Finalmente la Corte falló y lo hizo a favor de los intereses taurinos, no de la protección constitucional a la naturaleza y a los animales, como lo hizo en 2010 con su sentencia C-666 de 2010 que pasará a la historia por progresista, hoy letra muerta. Sin embargo, respetamos el fallo por la relevancia de la institución. De los conexiones taurinas de Mauricio González Cuervo, magistrado ponente y confeso taurino, no podemos decir lo mismo”, afirmó Andrea Padilla, vocera para Colombia de AnimaNaturalis Internacional.

De acuerdo con Padilla “el siguiente paso en esta batalla jurídica es que el alcalde solicite la nulidad de la sentencia, una vez se notifique, para lo cual tendrá un plazo máximo de tres días”.

AnimaNaturalis informó que, junto con otras organizaciones y de la mano de distintos movimientos y sectores políticos de la ciudad, reactivarán la propuesta que le hicieran al alcalde Gustavo Petro en 2012 de proponer una consulta popular “para dirimir democráticamente, con el constituyente primario, si los bogotanos y las bogotanas quieren que sigan existiendo corridas de toros en nuestra ciudad”, agregó la vocera.

Los defensores de animales recuerdan que según los sondeos de opinión “más del 92% de los capitalinos rechaza la corridas de toros por considerarlas espectáculos crueles con animales”.

La Consulta Popular está contemplada en la Constitución del 91 y reglamentada en la ley 30 del 94 que la define como “la institución mediante la cual, una pregunta de carácter general sobre un asunto de trascendencia nacional, departamental, municipal, distrital o local, es sometida por el Presidente de la República, el gobernador o el alcalde, según el caso, a consideración del pueblo para que éste se pronuncie formalmente al respecto. En todos los casos, la decisión del pueblo es obligatoria”.

Andrea Padilla dijo que “las grandes batallas radicarían en movilizar a los concejales para que apoyen una iniciativa nacida de los movimiento sociales, y en llevar a las urnas a la tercera parte de los electores que componen el censo electoral de Bogotá y obtener el voto afirmativo de la mitad más uno de los sufragios válidos”.

Primero debemos apostarle a una consulta popular en Bogotá. Ya llegará el momento de una movilización nacional. Lo local nos convoca hoy”, concluyó Andrea Padilla.

Adicionalmente en el Concejo distrital se estudia un proyecto de acuerdo para quitarle la vocación taurina a la Plaza de Toros, como dijo el concejal Hosman Martínez. “Los sujetos que presencian hechos violentos, en especial los niños y jóvenes, tienden a imitar estos comportamientos en el futuro, por lo que debemos elevar una ética política y una conciencia ciudadana responsable frente a otros seres sintientes. Queremos una Plaza de La Santamaría para la vida, la cultura y el deporte”, dijo el concejal Martínez.