Lluvia de críticas a Claudia López por llamar “Los Pepes” a Petro y Peñalosa

La candidata de Alianza Verde hizo un juego de palabras con los apellidos de los mandatarios, pero terminó trayendo a la memoria de muchos el grupo paramilitar de los años 90.

López, quien puntea las encuestas de intención de voto, está cada vez más alejada de los candidatos que representan la continuidad del modelo de ciudad planteado por Peñalosa y Petro.Archivo El Espectador.

Faltan más de tres meses para que los bogotanos acudan a las urnas para elegir a la persona que tomará las riendas de la ciudad durante el próximo cuatrienio y la campaña ya empezó a caldearse. Las cartas están sobre la mesa desde hace varias semanas, pero apenas se están forjando las primeras coaliciones entre candidatos, con lo que se definirán las fuerzas políticas que pelearán por adueñarse del Palacio Liévano. 

Durante la consolidación de una de esas coaliciones, la de la campaña de Luis Eduardo Garzón (alcalde de 2004 a 2007) a la de la Claudia López, la candidata acuñó un sobrenombre para los últimos dos alcaldes de la ciudad, que fue duramente criticado por varios sectores, incluidos algunos de sus seguidores. Cuando finalizaba la rueda de prensa en que se oficializó la adhesión, López quiso mencionar las razones por las que Garzón se unía a su campaña, que puntea los primeros sondeos de intención de voto.

Mientras enumeraba esas razones, entre las que incluyó la unidad y el trabajo en equipo, López calificó al alcalde Enrique Peñalosa y al exalcalde Gustavo Petro como “Los Pepes”, haciendo referencia a la primera sílaba de los apellidos de los mandatarios. Sin embargo, lo primero que llegó a la mente de muchos fue el nombre que recibió el grupo paramilitar de los años 90, que se hizo llamar así, como abreviatura de “Perseguidos por Pablo Escobar”.

“Podemos escoger trabajar juntos sobre lo que nos une. Esa es nuestra invitación. O podemos escoger seguir en la pelotera y las vanidades de los hombres -con todo respeto lo digo- del poder, de los ‘Pepes’: Petro y Peñalosa, y seguir trancando a Bogotá cuatro años más. Yo no voy a hacer eso. No más ‘Pepes’, no más peleas, no más vanidades, no más egos”, dijo López durante la rueda de prensa, que se llevó a cabo en el Colegio Tabora, en Engativá.

 

El juego de palabras le quedó sonando a López, y días después lo volvió a pronunciar, esta vez durante una entrevista en el programa “Zoom a la noticia”, de Noticias RCN. “Todos los alcaldes no. Pongamos esto en contexto, “Los Pepes”: Petro y Peñalosa, son los que tienen destrozada a Bogotá hace ocho años”, respondió López cuando le preguntaron qué opinaba sobre mantener aspectos de anteriores administraciones.

No solo la asociación de “Pepes” con el grupo que crearon Carlos y Fidel Castaño en 1992 para hacerle frente a Pablo Escobar causó una lluvia de críticas contra la candidata de Alianza Verde. También fue objeto de reproches el hecho de que López, en su momento, apoyara a ambos candidatos cuando buscaban ganar las elecciones presidenciales (Peñalosa en 2014 y Petro en 2018). 

Ante la lluvia de comentarios lamentando el calificativo, y pese a que fue criticada por varias figuras políticas, López sólo le respondió públicamente al caricaturista Julio César González, conocido como "Matador", uno de los que la cuestionó. “Pe y Pe son solo las iniciales de sus nombres. No más. Perseveremos en lo que nos une que para sembrar rencor, divisiones y tempestades ya hay demasiados”, contestó desde su cuenta de Twitter.

Más allá del revolcón causado por el apelativo, lo que esta acción demuestra es que las campañas de López y de Hollman Morris, de la corriente de Petro, están cada vez más alejadas, a pesar de que hace un par de semanas se acordó la búsqueda de una candidatura única de centro-izquierda. Sin embargo, Morris no estuvo en la foto del anuncio, en la que sí aparecieron Celio Nieves (Polo Democrático), Jorge Rojas (Unión Patriótica) y Luis Ernesto Gómez (Activista). La campaña empieza a calentarse y este episodio evidencia que la candidata que barre en las encuestas cada vez toma más distancia de las impopulares figuras que representan el modelo de ciudad planteado en las últimas dos administraciones.

Algunas reacciones sobre el juego de palabras: