Mujeres del Putumayo transforman el territorio lejos de la coca

hace 1 hora
contenido-exclusivo

Lo que se debe corregir para elegir contralor y personero en Bogotá

La comisión accidental, creada para determinar cómo reiniciar el proceso, propuso discutir el tema en la primera sesión ordinaria de la plenaria del Concejo. Así la nueva resolución quede aprobada ese día, la elección no se alcanzará a hacer antes de que terminen su periodo los actuales jefes de los entes de control.

Archivo El Espectador

El proceso para elegir el contralor y el personero en Bogotá está retrasado por cuenta de un error de forma. Ahora el nuevo Concejo tendrá que corregir el problema y, de paso, acelerar el proceso para que la interinidad sea corta, ya que como están las cosas es claro que no alcanzarán a elegir antes de que los actuales jefes de los entes de control terminen su periodo.  

El llamado no es gratuito, pues se trata de cargos de gran responsabilidad, ya que su misión es vigilar las actuaciones de la administración, tanto en los disciplinario como en lo económico, y como el actual contralor Juan Carlos Granados y la personera Carmen Teresa Castañeda dejarán sus cargos el 29 de febrero, es innegable la necesidad de elegir lo antes posible.

Si bien, a finales del año pasado la mesa directiva del Concejo de Bogotá dejó firmadas las dos resoluciones (0905 y 0906 de 2019) que fijaban el cronograma de elección de ambos funcionarios, la semana pasada ambas fueron revocadas al determinar que hubo una extralimitación de funciones de los concejales,  ya que, primero, no tuvieron en cuenta que la Universidad Nacional (encargada de la primera fase del proceso) no había presentado el borrador del proyecto de acuerdo, y segundo, las resoluciones no pasaron por la plenaria del Concejo antes de ser aprobadas.

La misma resolución con la que revocaron los procesos especifica que el 30 de diciembre, el mismo día en que se firmó el documento, delegados del Concejo y la Universidad Nacional habían acordado que el borrador se entregaría el 9 de enero. No obstante, esa misma tarde la presidenta del Concejo, Nelly Patricia Mosquera, envió los dos actos al correo de la Secretaría General. Al respecto, el concejal Manuel Sarmiento (Polo Democrático), quien en ese momento integraba la mesa directiva, aseguró que no firmó el documento, precisamente porque al leer su contenido evidenció que se estaban cometiendo irregularidades.

Frente a la revocatoria de las resoluciones y para tratar de corregir el yerro, el actual presidente del cabildo distrital, Carlos Fernando Galán (Bogotá para la Gente), creó el pasado viernes una comisión accidental para evaluar el proyecto de resolución que entregó la U. Nacional y hacer recomendaciones de cómo proceder, ya que para aprobarlo, de acuerdo con la ley, solo se puede hacer en una plenaria, pero en sesiones ordinarias. Es decir, tendrían que esperar hasta la primera semana de febrero, algo que demoraría más el proceso.

Dicha comisión se reunió el sábado y el lunes. El martes entregó su concepto, en el que, primero, señaló que no es competente para evaluar lo que entregó por la Universidad Nacional, pues para eso se delegó al supervisor Danilson Guevara Villalón. Con respecto al requisito de aprobarlo en plenaria, y con miras a acelerar el proceso, recomendaron presentar las resoluciones el primer día hábil de las sesiones ordinarias, es decir el lunes 3 de febrero.

“Si se citaba a plenaria extraordinaria para aprobar, se corría el riesgo de incumplir con la norma. Entonces previmos que el primero de febrero se hará la instalación del primer periodo de sesiones. El 2 de febrero es domingo y no tendría presentación citar ese día. Como lo que se quiere es que el proceso sea transparente, propusimos que sea el primer día hábil, o sea, el lunes”, dijo la concejal María Fernanda Rojas (Alianza Verde).

Para los cabildantes la premura está en aprobar un nuevo cronograma, pues con cada día que pase se retrasa más la elección. De hecho, las primeras fechas establecidas, determinaban que esta semana se debería estar haciendo promoción de la convocatoria. “Lo que le toca a la presidencia es hacer nuevamente la convocatoria para que la Universidad Nacional comience el trámite”, dijo el cabildante Samir Abisambra (partido Liberal).

Para Sarmiento, se deberán correr los tiempos y las fechas a la mayor brevedad. A la par Rojas resalta que este no es el problema, si los procesos se hacen según lo establecido. “Del afán no queda sino el cansancio. Se le debe dar celeridad al proceso, pero las cosas se deben hacer bien”.

Lo único claro es que antes de la salida de Granados y Castañeda no se alcanzarán a elegir sus remplazos, por lo que será deber de la alcaldesa nombrar a los encargados hasta que se surta la elección. Al despacho del presidente del Concejo ya hay una solicitud para que en los próximos diez días se inicien ambos proceso.

¿Cómo se hace la elección de personero?

La elección del personero distrital se hace a través de concurso de méritos, el cual consta de cinco etapas entre las que se encuentra la convocatoria, la inscripción, las pruebas, la elección y el nombramiento.

Esta se abre a través de un acto administrativo, que debe expedir el Concejo, en el que se especifican la forma en que se deben presentar los documentos, el cronograma, la forma en que se pueden hacer reclamaciones en cada proceso y los valores porcentuales de las pruebas, en las que se evalúan los conocimientos, las competencias funcionales y comportamentales, además de la entrevista y el análisis de antecedentes.

Para este proceso, el Gobierno nacional les permitió a los municipios con menores recursos realizar el proceso a través de Escuela Superior de Administración Pública (ESAP). En el caso de Bogotá, la Secretaría de Hacienda firmó un contrato administrativo con la Universidad Nacional, el pasado 19 de diciembre, para adelantar este proceso.

¿Cómo se hace la elección del contralor?

La elección de los contralores territoriales la hace el Concejo de una terna conformada por quienes obtengan los más altos puntajes de la convocatoria pública que, de acuerdo con las nuevas disposiciones de la Contraloría, debe hacerse con mínimo tres meses de antelación a la sesión de elección.

En este caso se realizarán cuatro pruebas clasificatorias, que equivalen al 40% de la evaluación y corresponden a la producción de obras en el ámbito fiscal, actividad docente, experiencia y formación profesional. Por último, están las pruebas de conocimiento, que son de carácter eliminatorio y equivalen al 60 % de la calificación.

La elección del contralor, según las nuevas disposiciones, ahora será de solo dos años, así como los cabildantes ya no escogerán de un listado de diez candidatos, sino de tres.

901082

2020-01-22T19:31:02-05:00

article

2020-01-22T21:02:58-05:00

mrivera_90

none

-Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Lo que se debe corregir para elegir contralor y personero en Bogotá

68

6717

6785

1