Confianza en el proyecto político, su principal tesis

Los argumentos de las mujeres que siguen firmes con la candidatura de Hollman Morris

Un grupo, perteneciente a la base del movimiento Colombia Humana, considera que el programa de Morris es el único que tiene una visión de género como centro del proyecto. Dicen que, así como las mujeres que se alejaron de la candidatura, también tienen una visión feminista y las invitan a trabajar por fortalecer la aspiración de regresar al Palacio Liévano.

Unas 300 mujeres de la Colombia Humana reafirman su apoyo a Morris y creen que los jueces tienen la última palabra sobre las denuncias en contra del candidato.Cortesía.

La carrera por la Alcaldía de Bogotá tiene cuatro competidores. De estos, solo uno es férreo opositor a la administración del alcalde Enrique Peñalosa y su bandera principal es garantizar un cambio en el modelo de ciudad. Se trata del concejal Hollman Morris, quien busca conquistar el Palacio Liévano con el aval de la Unión Patriótica (UP), el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS) y la Colombia Humana, movimiento que lidera su padrino político, el exalcalde Gustavo Petro.

Más allá de estar en los últimos lugares de las encuestas de intención de voto, el principal desafío que enfrenta la campaña es su división interna, pues no toda la Colombia Humana está en sincronía con la candidatura de Morris, que propende por el regreso de las ideas del progresismo que impulsó Petro.

¿La razón? Las denuncias en contra del candidato, de tres mujeres que lo señalan supuestamente de haber ejercido sobre ellas distintos tipos de abuso (violencia intrafamiliar, violencia económica y acoso). A raíz de las denuncias, que están en proceso de revisión de las autoridades judiciales, un grupo de mujeres e intelectuales de la Colombia Humana resolvieron cuestionar el apoyo a Morris y apartarse de su candidatura, al argumentar que va en contravía con los principios de la colectividad.

>>> LEA: Colombia Humana, dividida por el respaldo a Hollman Morris para la Alcaldía de Bogotá

Entre quienes decidieron apartarse de la candidatura de Morris hay nombres fuertes del movimiento como Ángela María Robledo, fórmula de Petro en las elecciones presidenciales de 2018; María Mercedes Maldonado, exsecretaria de Hábitat y Planeación de Petro; Florence Thomas, considerada la fundadora del feminismo en Colombia; las escritoras Carolina Sanín y Gloria Susana Esquivel, o Sabina Rodríguez Van der Hammen, nieta de Thomas Van der Hammen.

Sin embargo, unas 300 mujeres, que aseguran ser mayoría frente a quienes se desligaron de la Colombia Humana, siguen firme con la aspiración de Morris por la Alcaldía y cree que tiene razones suficientes para hacerlo. Además, considera que no se le ha dado la misma visibilidad que se le dio a quienes se alejaron de la aspiración del movimiento.

Laura Julieth Martínez, Angie Camberos, Claudia Alexandra Garzón, Lorena Morris, Linda Criollo Pérez, Mary Luz Herrán, Martha Munar, Maria Melida Narvaez y Carolina Madrid son algunas líderes de este grupo. Ellas siguen sólidas con la única candidatura de izquierda para estas elecciones. Muchas llevan años de cercanía con la colectividad de Petro, otras aspiran a una curul como concejales o ediles y la gran mayoría hacen parte de la base del movimiento al que, según dicen, aportan ideas con visión feminista y de género. 

De acuerdo con esta congregación femenina, su principal razón para continuar apoyando a Morris es que lo consideran el único que, más allá de las promesas para la mejorar la movilidad, la seguridad, la educación y el medio ambiente, incluye de forma integral a las mujeres. De hecho, afirman, es el único que tiene una visión de género en el proyecto y agrupa a múltiples grupos ciudadanos que son tradicionalmente olvidados. Por eso, de forma enérgica rechazan la adhesión a otra candidatura, incluso la de Claudia López, única mujer en el partidor electoral.

>>> LEA: ¿A qué se enfrenta Hollman Morris con la denuncia de su ex?

“Nosotras hemos liderado los procesos de Colombia Humana en los territorios y pensamos que este proyecto es incluyente, porque recoge las voces de mujeres, hombres, comunidad LGBT, niños, personas de la tercera edad, indígenas, campesinos, ambientalistas, animalistas y activistas. Es un programa que nos permite respetarnos mutuamente dentro de la diversidad, porque no todos pensamos igual”, aseguran. 

La colectividad , que considera que su principal tarea es unir voces, opina que estas no necesariamente deben ser iguales, pues quienes hacen parte del movimiento tienen muchas ideas que apuntan a un fin común. "Nos une tanto la lucha por pensarnos y ser partícipes activas en políticas de y para la mujer, como la apuesta política por un mundo incluyente y justo, donde hombres y mujeres, de cualquier raza y orientación sexual, creencia o ideología, podamos convivir en armonía e igualdad de derechos".

Así mismo, las mujeres, que pertenecen a todos los grupos etarios, manifiestan que este proyecto nació de un proceso que vienen trabajando desde hace mucho tiempo, pues la mayoría se conocen de años atrás, gracias a que compartieron en múltiples escenarios sus posturas sobre la política y la mujer. Tal es la confianza que tienen en el candidato que certifican que será el único que implementará una verdadera ruta de atención a las violencias basadas en género y una urbanidad feminista, entre otras propuestas. “El enfoque de género será nuestro eje transversal, el centro del proyecto”, agregan. 

Para este grupo, además, el hoy concejal también las representa, porque es una persona que se dio a conocer por sus investigaciones y denuncias sobre el conflicto armado en Colombia; su programa tiene un compromiso ambiental,y no hace parte de familias tradicionales de poder. 

>>> LEA: "Hay un complot para atacarme moralmente": Hollman Morris sobre la denuncia en su contra

Respecto al tema que dividió al movimiento, las denuncias contra Morris por presunto maltrato, esta agrupación es enfática en sostener que entre los pilares de la Colombia Humana no está juzgar al otro y en que, para ellas, lo primero es el respeto a la intimidad de cada ser y en este caso se transgredió la privacidad.

Además, afirman ser respetuosas de las decisiones judiciales, que en este caso aún están en curso. Por eso, creen que durante esta campaña electoral ha existido una insistencia tendenciosa por parte de diversos medios de comunicación y contendores políticos por ahondar en la vida privada y los detalles de su vida familiar, invisibilizando de paso las propuestas.

“Nostras diferimos y rechazamos este tipo de conductas, porque hacen daño y no permiten un debate franco sobre las propuestas programáticas y que no son un ejemplo de juego limpio”, menciona un manifiesto que construyeron, en el que consignaron sus reflexiones en torno a su apoyo a Morris.

Eso no significa que, como en muchas ocasiones les han insinuado, no les importen las denuncias hechas, sobre todo, por la exesposa de Morris. Para ellas, aunque son importantes las denuncias frente a procesos familiares, no comparten que estas se hayan hecho de manera pública y sin el debido proceso y que, ante todo, haya dañado los procesos internos en la Colombia Humana, donde consideran que debió prevalecer un debate interno, según el código de ética y los protocolos para la gestión de conflictos entre los liderazgos del movimiento.

“Acá nos sentamos todos los del movimiento y comentamos lo que está pasando, para arreglar las cosas de forma interna y no salir a la luz pública a ventilar los problemas que hay. Mucha gente hasta cree que ya hay una condena, pero nadie sabe qué pasó porque no hubo un protocolo para la denuncia y esta se hizo mediante programas de rating. Reconocemos que es importante alzar la voz de las denuncias de las mujeres frente a la violencia basada en género, de la misma manera como se debe respetar el debido proceso y los protocolos para tramitar los conflictos conyugales, así como el dialogo entre las partes sin que haya ningún tipo de revictimización", sostienen.

Para concluir, las mujeres de la Colombia Humana abren la puerta a un diálogo no solo con quienes decidieron apartarse de la candidatura de Morris, sino también con la cabeza del movimiento. En ambos casos, proponen que un café sería la fórmula para zanjar sus diferencias, pues para ellas este tema se ha convertido en un caballito de batalla en época electoral.

“¿Y ahí dónde quedamos las mujeres del movimiento? ¿Por qué hay prioridad para un sector del movimiento? ¿Cuándo tendremos un espacio para hablar con ellas y con Petro sobre cómo seguir construyendo el tema de género? Solicitamos que nos sentemos y hablemos, no de Morris, sino de cómo fortalecer nuestras banderas feministas. En todo lado dicen que 'las mujeres de la Colombia Humana no están con Morris', y no es así. Las mujeres del partido estamos con él, y hay un pequeño sector que no lo está. Eso no lo podemos permitir porque el progresismo supone posibilidades de diálogo alternativas y la necesidad de romper con polaridades maniqueístas, en donde el castigo reprime y transforma a punta de miedo”, rematan.

La invitación de este grupo llega en un momento crucial para la campaña de Morris, en cuanto a este tema se refiere, pues también está sobre la mesa una invitación de las mujeres y militantes que se apartaron de la Colombia Humana a Petro, para reflexionar sobre esta situación. 

 

Manténgase informado sobre las últimas noticias que suceden en Colombia y el Mundo, el más completo cubrimiento noticioso todos los días con el periódico El Espectador.

 

880481

2019-09-11T06:13:40-05:00

article

2019-09-11T15:39:25-05:00

felipealttamar_82

none

Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Los argumentos de las mujeres que siguen firmes con la candidatura de Hollman Morris

85

10232

10317