Los caminos al Palacio Liévano

Entre el guiño de un sector del Partido de la U a Rafael Pardo y la espera de los petristas de una posible alianza con el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS).

Guillermo Jaramillo, exsecretario de Gobierno. / Óscar Pérez María Mercedes Maldonado, exsecretaria de Hábitat. Hollman Morris, exgerente de Canal Capital.

El año 2015 arrancó con gestos que agitan el panorama de la campaña por la Alcaldía de Bogotá. Aunque los partidos no han otorgado avales a los precandidatos y varios prometen hacerlo en marzo a más tardar, algunos aspirantes ya han recibido guiños de sectores dentro de los movimientos. También están quienes buscan visibilidad entre los ciudadanos sumándose a causas que recientemente han generado polémica en la capital, mientras otros esperan decidir en su colectividad escenarios como alianzas con otros grupos.

La más llamativa salida al ruedo en los últimos días fue la de un sector del Partido de la U en Bogotá que expresó su respaldo a Rafael Pardo, del Partido Liberal, en la carrera por la Alcaldía. El grupo lo conforman el senador Armando Benedetti, los ocho concejales y dos congresistas de la capital. Y pese a que la dirección nacional de la U aclaró que no tendrán candidatos oficiales antes del 25 de marzo y que “el tema en Bogotá aún no se define”, el guiño se leyó como una forma de robustecer a Pardo como candidato de la Unidad Nacional.

Por el lado de los petristas, Hollman Morris, exgerente de Canal Capital y quien anunció en noviembre su precandidatura, avanza en su campaña participando en la última semana en movilizaciones ciudadanas. El jueves estuvo en el ciclopaseo nocturno en homenaje a César Criollo, ciclista que fue asesinado por robarle la bicicleta, y ayer convocó a una caminata por los cerros orientales, ante la controversia que ha generado el proyecto Cerro Verde, al que le prorrogaron su licencia de construcción en la reserva forestal. Eventos de menor magnitud en los que Morris aprovecha para reiterar su estrategia de sumarse al tema de la paz.

Aunque nadie lo dice abiertamente, se sabe que las constantes apariciones de Morris como autoabanderado de la continuidad de la Bogotá Humana han generado tensión con las otras cartas del petrismo: el exsecretario de Gobierno Guillermo Jaramillo y la exsecretaria de Hábitat María Mercedes Maldonado, quienes tambien son precandidatos, pero han manejado un perfil mucho más bajo hasta el momento. Muchos creen que Petro no le dará por ahora su guiño a ninguno de los tres y apoyará al que despegue primero. Pero si ninguno lo logra, el alcalde “se pegará al candidato que tenga más opciones de ganar (y de hacer contrapeso al uribismo), incluyendo a Pardo, Clara López (Polo Democrático) y Carlos Vicente de Roux (Alianza Verde). Si ya ganó la Alcaldía no se va a someter a que lo derroten”, como dijo una fuente.

Sea como sea, el petrismo está en mora de decidir cuál va a ser el escenario para participar en las elecciones, ya que la consulta interna no es posible luego de que Progresistas perdiera su personería jurídica tras la adhesión con el Partido Verde. La semana pasada hubo una reunión entre Maldonado, Jaramillo y Morris, en la que hablaron de las alternativas que quedan, y pese a que no hubo decisiones quedó claro que están a la espera de que el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), creado en 2013 y que tiene una curul en el Senado, decida si se alía con los seguidores de Petro. No se ha concretado una reunión con MAIS, pero desde finales del año pasado hay conversaciones.

El otro camino de la baraja petrista sería recolectar firmas para crear un nuevo movimiento. El problema en ese caso es que no tiene una estructura de base fuerte, entre otras cosas porque, como lo contó EL Espectador en mayo de 2014, el movimiento se fracturó cuando el alcalde criticó a su bancada en el Concejo por haber respaldado junto con los verdes la candidatura de Enrique Peñalosa a la Presidencia, y varios ediles se apartaron de esta vertiente. Por eso no se descartan acuerdos de los petristas con otros precandidatos. “Evidentemente, estamos abiertos a alianzas con candidatos democráticos, que aseguren la continuidad de aspectos del Plan de Desarrollo de la Bogotá Humana”, dijo María Mercedes Maldonado.

Con esta perspectiva, el petrismo se ve obligado a mirar nuevamente hacia otras orillas, como la Unidad Nacional —así lo hizo en las elecciones presidenciales de 2014 para apoyar los esfuerzos por la paz—, donde ya se ha anticipado que la primera carta para la candidatura a la Alcaldía sería el exministro Pardo. La estrategia del santismo desde fines del año pasado ha sido unir fichas a su coalición, de manera que pueda tener un contrapeso del candidato del Centro Democrático.

Los petristas tampoco descartan la unión con el candidato que resulte de la Alianza Verde. Algunos preferirían al concejal Carlos Vicente de Roux, pese a que éste rompió políticamente con Petro cuando en julio pasado lo criticó por sus difusos manejos en la contratación en el sector movilidad de la ciudad. En caso de que el candidato fuera el exalcalde Enrique Peñalosa, hay quienes dicen que se rompería toda posibilidad de coalición. “Uno no puede proponer una alianza con vetos. Hay gente en la Alianza que está proponiendo una consulta interpartidista, pero incluso en ese escenario nos tendríamos que poner de acuerdo en elementos programáticos mínimos, y sin vetos”, le dijo a este diario Antonio Sanguino, copresidente del partido.

Precisamente, los dos precandidatos verdes que aceptaron oficialmente su precandidatura son Sanguino y De Roux. En cuanto a Peñalosa, algunos ven sus apariciones mediáticas como si tuviera la intención de volver a la Alcaldía. Él, sin embargo, ha sido ambiguo en sus mensajes y ha dicho: “Tengo una responsabilidad con Bogotá y no me quedaré viendo de lado lo que ocurre. Tenemos que ver cómo logramos que la ciudad tenga una buena gerencia”. A final de mes la Alianza espera definir su ruta en la conquista de los poderes locales.

Hasta ahora, Clara López se mueve como la candidata de la izquierda que ha punteado en las encuestas. En cuanto al Centro Democrático, si bien desde el año pasado se confirmó a Francisco Santos como su candidato para las elecciones, llamó la atención el reciente acercamiento entre el locutor William Vinasco y el senador Álvaro Uribe, al parecer buscando el respaldo de éste para ser candidato.

 

[email protected]

@VeronicaTellez