Los cementerios distritales de Bogotá vuelven a recibir visitantes

Noticias destacadas de Bogotá

No se permitirá el ingreso de más de 50 personas. Estas nos pueden permanecer más de 30 minutos y deberán respetar medidas de bioseguridad como el distanciamiento social y el uso permanente de tapabocas. Aquí más detalles.

Luego de más de seis meses de funcionar con estrictas restricciones, los cementerios distritales de Bogotá vuelven a recibir visitantes a partir de este jueves primero de octubre.

Así lo comunicó la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), entidad que también explicó las medidas que deberán regir la asistencia a cementerios distritales durante “la nueva normalidad”.

Lo primero que deben saber los visitantes es que el nuevo horario de atención al público es de diez de la mañana a tres de la tarde, y que su permanencia no puede exceder los 30 minutos. Del mismo modo, el aforo máximo será de 50 personas, por lo que el personal de seguridad deberá mantener el control, llegando a restringir el acceso si es necesario. Para evitar que la gente pierda el tiempo, la UAESP no comunicó si utlizará plataformas de control de aforo en las que las personas, previamente, pueden programar su visita y consultar los horarios disponibles.

“Todas las personas que ingresen y permanezcan en las instalaciones de los cementerios del Distrito deben cumplir con el uso adecuado y permanente del tapabocas, también con el lavado frecuente de manos para lo cual la UAESP tiene puntos habilitados en el interior de los 4 cementerios y además, se debe conservar el distanciamiento físico de dos (2) metros entre personas”, comunicó la entidad.

En el ingreso, se debe tomar la temperatura corporal de todos los visitantes. No se permitirá el paso a quienes tenga cuadros de fiebre mayores a 37,7 grados centígrados, tampoco a quienes presenten síntomas de gripa. “Es importante recordar que los cementerios distritales continúan prestando los servicios de cremación, inhumación, exhumación y entrega de cenizas con un máximo de acompañantes, quienes deben cumplir estrictamente las medidas de protección y autocuidado”, detalló.

En cuanto a las ceremonias religiosas que se hacen en el interior de los cementerios, la UAESP explicó que estas solo pueden tener un aforo máximo de cinco asistentes, para los procesos de fallecidos por COVID-19. A estos se les dará prioridad a partir de las tres de la tarde. “Continúa la restricción absoluta y no se permite el acompañamiento de familiares en estos procedimientos, ni el acceso al público en general a partir de esa hora”, precisó.

Para los locales comerciales que se encuentran en los cementerios distritales, se permitirá su operación siempre y cuando estos sean atendidos por una persona, en el horario de diez de la mañana a tres de la tarde y con los debidos protocolos de bioseguridad y protección.

Comparte en redes: