Los damnificados, la principal prioridad de María Fernanda Campo