Los líos que tienen en la cuerda floja al secretario de Movilidad

La cesión del contrato para el manejo del servicio de grúas y patios es uno de ellos. Cabildantes como Carlos Vicente de Roux, de la bancada oficialista, apoyarían la moción como señal para que el alcalde Petro acelere su salida.

Secretario de Movilidad, Rafael Rodríguez. / Óscar Pérez

Los recientes escándalos por posibles irregularidades en contratos firmados por el secretario de Movilidad, Rafael Rodríguez, como la extensión por ocho años del contrato del consorcio Servicios Integrales para la Movilidad (SIM), han causado inquietud a varios funcionarios de la administración y del Concejo de la ciudad. En la corporación se cocina una moción de censura contra el funcionario y fuentes en el Palacio Liévano dicen que el alcalde Gustavo Petro “está hasta la coronilla con la situación”. La gota que rebosó la copa serían las supuestas inconsistencias en la cesión del contrato para el servicio de grúas y patios en la capital, autorizada por el secretario Rodríguez en julio del año pasado.

Dicho servicio lo prestaba desde 2003 la Sociedad Ponce de León, firma del grupo Nule que en 2010 pasó a ser administrada por un liquidador designado por la Superintendencia de Sociedades luego del escándalo del carrusel de la contratación. A finales de 2012 el liquidador comenzó el proceso para ceder el contrato y, según documentos públicos, revisó seis propuestas, de las cuales postuló ante la Secretaría de Movilidad a la Unión Temporal (UT) Colombo Argentina Segrup-Servicios de Grúas y Patios, integrada por las sociedades Sutec, sucursal Colombia, que cuenta con el 50%; Concimental de Montería, con el 25%, y los hermanos Javier Andrés y William Mauricio Duque Corredor, cada uno con el 12,5%. La UT estará a cargo hasta diciembre de 2015 de transportar y custodiar los vehículos inmovilizados por infracciones.

Sin embargo, de este trámite se cuestiona que, pese a que un grupo evaluador de la misma cartera (cuando era secretaria Ana Luisa Flechas) había rechazado al contratista por no tener la experiencia, justo dos meses después de posesionarse Rodríguez se aprobó la cesión. Entre los detalles que suman suspicacia se encuentra que, según el registro empresarial de los miembros de la sociedad, estos se limitan a la construcción y la venta de equipos. Es decir, nada tienen que ver con inmovilización y grúas. Y para completar el panorama acreditaron experiencia en este campo a través de una firma llamada Transmóvil, que no hace parte de la UT.

Al consultar al secretario sobre las aparente inconsistencias, dijo que la elección de la firma la hizo el liquidador, que la firma Transmóvil pertenece a los hermanos Duque Corredor y que en la primera evaluación hubo un mal cálculo. “Así que antes de que demandaran a la Secretaría, lo que hicimos fue a corregir y decir sí cumple, proceda. Nosotros revisamos lo técnico y nuestro asesor jurídico dio el aval”.

Al consultar las sociedades con el nombre de Transmóvil, El Espectador encontró que en ninguna aparecen los hermanos Duque Corredor. Además, todas son del sector del transporte, que es una inhabilidad expresa para el contrato que se cedió.

Por este tipo de hechos en la bancada de la Alianza Verde se habla de promover la moción de censura contra el secretario. Uno de los mayores representantes del progresismo, Carlos Vicente de Roux, la apoyaría. “Movilidad está en crisis y hay que mandarle una señal fuerte al alcalde. Hay contratos que tuvieron que adjudicarse por licitación y en lugar de ello se adicionaron y son desequilibrados para la ciudad”.

Pero en medio de las movidas que se aproximan y la posibilidad de que la administración precipite la salida de Rodríguez, el panorama para que la cartera de Movilidad se libere de cuotas burocráticas parece complicado, si se tiene en cuenta la alianza que hizo el alcalde Petro con la Unidad Nacional para apoyar la reelección del presidente Santos.

Cabe recordar que Rodríguez llegó a Movilidad en mayo del año pasado, como parte de la negociación burocrática que hizo la administración al entregarle la Secretaría al Partido de la U con la idea de recibir apoyo en los grandes proyectos para la ciudad, como se dijo entonces en el cabildo. Fuentes de la administración aseguran que los acuerdos no se repetirían. “Ese fue un acuerdo hecho por Guillermo Alfonso Jaramillo (como secretario de Gobierno) para lograr la aprobación del cupo de endeudamiento y el cambio del cobro de valorización. Pero con un presidente del Concejo como Miguel Uribe eso no funcionaría”.

Sin embargo, en los pasillos del Concejo se dice que la idea es sacar del cargo a Rodríguez para entregarle la Secretaría al Partido Liberal. Así que para algunos se trata de continuar con el mismo “método de la ‘mermelada, sólo que con un nuevo partido”.

 

[email protected]

@VeronicaTellez