Los padres, el filtro de la información que consumen los niños sobre Covid-19

Noticias destacadas de Bogotá

Profesores de la Universidad del Rosario de Bogotá entregaron una serie de recomendaciones para que los padres hablen con sus hijos sobre la pandemia por el nuevo Coronavirus, de la forma más acertada posible.

Los niños y las niñas menores de 10 años tienen características madurativas, cognitivas y emocionales particulares, a partir de las cuales interpretan el mundo que les rodea. De allí la importancia de conocer cómo comunicar, informar y educar en la emergencia sanitaria que se vive hoy en todo el mundo a cuenta del coronavirus COVID-19.

Así lo recomiendan Janeth Hernández Jaramillo y Ángela Martínez Rodríguez, profesoras del Programa de Fonoaudiología de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, para quienes la comunicación no solo debe darse en términos de la prevención de transmisión del virus y las medidas de higiene, sino de las dudas, los temores y la información errónea que esta situación puede generar.

Manejo responsable y claro de la información en tiempos de COVID-19

“Es probable que sus hijos ya tengan conocimiento de los efectos devastadores del virus, aun así, no esperen que pregunten por sí solos sobre la información que han recibido acerca del COVID-19. Plantee el tema con el propósito inicial de corregir interpretaciones erróneas o de complementar con fuentes confiables u oficiales aquello que ellos ya saben”, aconseja Janeth Hernández, directora del Programa de Fonoaudiología de la Universidad del Rosario.

“Recuerde que esta información debe transmitirse en un lenguaje que los niños y las niñas comprendan. Puede ayudarse de recursos gráficos para mejorar la trasmisión del contenido del mensaje. Los niños según su edad, aprenden e interiorizan la información de manera diferente, los más pequeños a través del juego, dibujos, gráficas o simplemente hablando de forma clara y concisa con ellos”, agrega la experta.

“No pretenda dar toda la información en un solo encuentro con sus hijos, evite las largas explicaciones; en cambio, promueva otros espacios de comunicación en donde se aborden diferentes perspectivas de la situación de pandemia que estamos enfrentando como sociedad”, comenta la académica.

Claridad sobre las consecuencias de la no prevención o de la letalidad del COVID-19

“Sea honesto, pero no genere ansiedad en sus hijos advirtiendo las consecuencias de la no prevención o de la letalidad del COVID-19. Enfatice que el 80% de las personas se recuperan y los profesionales de la salud están prestos a atenderlos. Tampoco se trata de ignorar los temores que experimentan sus hijos y la ansiedad que esta situación suscita; es totalmente normal que estén preocupados y angustiados. Lo importante es que ellos no fantaseen sobre aquello que escuchan a cerca del COVID-19”, recomienda Ángela Martínez, profesora del Programa de Fonoaudiología de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario.

“Usted debe actuar como filtro de esa avalancha de información. Es importante evitar que los niños se expongan solos a los medios masivos de comunicación, como los noticieros de televisión o los especiales de radio que se enfocan en el COVID-19. Esta es una información que, en muchos casos, no está verificada y, además, está pensada para los adultos. Hay muchas cosas de este caudal de información que los niños no pueden entender”, agrega Martínez.

Reforzar rutinas en casa que incluyan las medidas de prevención e higiene

La fonoaudióloga Janeth Hernández aconseja generar rutinas en casa que incluyan las medidas de prevención e higiene. “Refuércelas con el ejemplo, sobre todo para los más pequeños. Use otros mecanismos de recordación como listas de chequeo visibles para todos, mensajes que refuercen los buenos hábitos que recomiendan los expertos y las entidades oficiales”.

La profesional asegura que “es muy importante, cuando hablemos con ellos, que les expliquemos las razones para quedarnos en casa, enfatizar en que con esta conducta están cuidando la salud de sus padres o abuelos, que son los más afectados por este virus. Es muy posible que, si los niños entienden las razones para los cambios en su rutina y especialmente para quedarse en casa, la medida de confinamiento y distanciamiento social sean más llevaderas”.

 

*   *   *

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.