Los peros a la licitación de alimentación escolar en Bogotá

La Veeduría advierte que los requisitos solo benefician a los proveedores más poderosos. Distrito niega que esto esté sucediendo y asegura que está en las condiciones de prorrogar el contrato actual en caso de declararse desierto el proceso.

Los peros a la licitación de alimentación escolar en Bogotá
Secretaría de Educación

El Distrito se prepara para abrir una nueva licitación para contratar las empresas que se encargarán de los refrigerios del programa de alimentación escolar en los colegios públicos, por lo que desde ya las denuncias frente a la transparencia del proceso no se han hecho esperar. 

La Veeduría Nacional advirtió esta semana que la licitación preparada por la Secretatría de Educación hace imposible que muchos de los proponentes puedan participar en el proceso. Esto debido a que en algunos de los punto solo beneficiaría a proveedores específicos que han participado en el contrato, lo que hiría en detrimentos de los pequeños y medianos competidores. 

"En el ítem de experiencia para algunos productos como por ejemplo la fruta y las bebidas lácteas, se multiplica por seis la experiencia solicitada. En el indicador financiero de Capital de Trabajo hay grupos como el agua y los frutos secos en los cuales su exigencia es seis o siete veces más que la solicitada a la vigencia anterior", señala el ente de control.

En respuesta la secretaria de Educación, María Victoria Angulo, señaló que el proceso, que se adelanta con Colombia Compra Eficiente mantienen los niveles de calidad que exige el ministerio de la cartera y además prioriza a los provedores con mayores estándares de calidad nutricional por cada alimento. "Esto permite garantizar que los proveedores cumplan con la normatividad sanitaria y con planes de manejo ambiental, como la incorporación de empaques amigables con el medio ambiente".

En este mismo sentido el director de Colombia Compra Eficiente, Juan David Duque, manifestó que el Programa de Alimentación Escolar de Bogotá es el único en el país que cuenta con un Instrumento de Agregación de Demanda (IAD), con lo que se busca evitar corrupción en el proceso. 

Los prepliegos del proceso fueron publicados el 19 de abril, por lo que hasta el pasado cuatro de mayo se recibieron las observaciones al respecto. Por este motivo, la Secretaría de Educación se comprometió a entregar la respuestas  y posteriormente el pliego definitivo con los ajustes procedentes a la licitación. 

En caso de que esta quede desierta, Angulo aseguró que el Distrito está en las condiciones para prorrogar el actual cotnrato por seis meses más por lo que en ningún momento los 725.000 niños quedarían sin alimentación escolar.