Los progresistas y su grito de auxilio

Hacen un llamado urgente de apoyo a sus seguidores para que respalden con firmas su aspiración política. Como plan b, mantienen puertas abiertas con otros movimientos para sellar alianzas.

El Espectador

“Esta semana es definitiva para los progresistas. Si no recogemos al menos 30.000 firmas, veo el panorama muy complicado”. Con esta frase de alarma, Hollman Morris, quien aspira a ser candidato al Concejo de Bogotá por el Progresismo (movimiento que lidera el alcalde Gustavo Petro), deja ver la preocupación que hay entre su colectividad, al sentir que están lejos de la meta para conseguir las rúbricas que necesitan como aval ciudadano para inscribirse a las elecciones regionales antes del 25 de julio.

Y es que la preocupación no para menos. Mientras los otros candidatos que pretenden inscribirse por firmas como Enrique Peñalosa, Daniel Raisbeck y Ricardo Arias iniciaron hace meses, los progresistas empezaron hace un par de semanas, luego de que se enredó el acuerdo con el Movimiento Alternativo Indígena y Social (Mais) que les aseguraba un aval. Cuando vieron que las firmas era la única opción que les quedaba, ya tenían encima la fecha de las inscripciones.

La meta de recolección de firmas la tienen clara. Al menos, 120.000 para respaldar la candidatura de María Mercedes Maldonado a la Alcaldía y 70.000 para respaldar a Morris como cabeza de lista al Concejo y sus otros renglones. Aunque Morris reconoce que iniciaron la recolección tarde, señala que su movimiento se ha caracterizado por salir a buscar esos apoyos y a los grandes retos. Muy a pesar de que el mismo Gustavo Petro, en su proceso de campaña hace cuatro años, empezó a recoger firmas cerca de dos meses antes de que cerraran las inscripciones.

“Adelantamos este proceso con gran ánimo, especialmente porque nos ha permitido tener contacto directo con la gente en la calle, para defender la Bogotá Humana. Además, nos ha permitido descubrir nuevos liderazgos en Bogotá. Por eso, quiero hacer una invitación a todos los demócratas y humanistas, para busquen a nuestra gente y nos respalden con su firma”, expresó el candidato al Concejo.

Según el candidato al concejo, durante esta semana, se concentrarán en tres puntos: en la carrera séptima peatonal, la iglesia de Lourdes, en Chapinero, y en el Park Way. De igual manera, tendrán militantes en Kennedy, Suba y Bosa. “La situación nos invita a hacer un triple esfuerzo esta semana, ya que es clave. De ahí que insista en este llamado a la gente que quiera tener una nueva generación de gobernantes, que no viene de castas políticas, para que nos ayuden a sacar adelante el movimiento progresistas”.

El panorama no es fácil. Según los progresistas, el plan a y b, por ahora es la recolección de firmas. Sin embargo, el sábado realizarán una evaluación, según ellos, sincera, calmada y serena, de cómo va el proceso. “Lo que tengamos ese sábado nos irá diciendo si alcanzamos a recogerlas. A partir de se plantearán las diferentes posibilidades”, dijo Morris.

Y agregó: “si no logramos conseguir firmas, el progresismo no estaría en las elecciones. Eso no quiere decir que dejemos de ser progresistas. Creo tendremos que ver qué camino tomar. Tendremos que buscar alternativas, porque el progresismo no puede desaparecer de las elecciones. Tenemos unos liderazgos importantes. Por eso, no hemos cerrado la puerta a una unidad con Mais y la UP, para crear una lista renovadora y fresca en el concejo”, concluyó.