Los tres grandes enemigos de la ETB

El alcalde Gustavo Petro nombró puntualmente qué y quiénes quieren perjudicar a la entidad pública.

Archivo El Espectador

Y hasta que por fin el Concejo de Bogotá consiguió lo que quería: que la Procuraduría citara al presidente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), Saúl Kattan Cohen, por no asistir a los debates de control político en los que estaba citado.

Este miércoles, el alcalde Gustavo Petro se refirió al llamado del Ministerio Público contra el presidente de ETB y habló de los tres grandes enemigos de esa entidad pública.

En primer lugar, Petro aseguró que esperarán el desarrollo del proceso, sin embargo dijo que con este llamado tambalea el propósito de la Ley 142, que otorga autonomía a las empresas de servicios públicos domiciliarios.

“Hubo una gran lucha que culminó con reformas legales tratando de independizar las empresas de la contaminación de la politiquería que se ejercía a través de las juntas directivas cuando a los miembros del Concejo se les permitía ser miembros de las juntas directivas. Pareciera que vamos para atrás, pareciera que este gran logro de desclientelización de las empresas públicas, que la Ley hizo, ahora, vía acción de la Procuraduría, estuviéramos otra vez devolviéndoles las empresas públicas al control del clientelismo político, con lo cual no van a sobrevivir. Lo que se ha hecho en dos décadas, prácticamente vuelve atrás”, afirmó Petro.

El mandatario de los bogotanos aseguró que son tres los grandes enemigos de la ETB: la deuda de Carlos Slim con la empresa, la clientelización de la misma y la privatización deseada por el poder político de la ciudad.

“Estamos en un momento sensible para ETB, que tiene tres grandes enemigos. La empresa Claro, el señor Slim, que no paga la deuda que le debe a ETB y que valientemente el gerente de ETB ha sabido defender los intereses generales sobre lo que se va constituyendo como un fraude contra toda la ciudad. Hay un segundo peligro, la politización que he mencionado, la clientelización de la empresa, y el tercer peligro es que en el Concejo hay fuerzas políticas que la quieren privatizar. Ojalá que este proceso de la Procuraduría no termine fortaleciendo a Slim en contra de la ciudad, la politiquería en contra de la transparencia y gerencia pública, y la privatización de ETB, que este gobierno programáticamente y por mandato popular se negó a hacer”, concluyó.

Este lunes la Procuraduría General citó a audiencia pública al gerente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) por presuntamente no asistir a los debates de control político citados por el Concejo de Bogotá ente los días 23 de abril y 22 de octubre de 2014.

El Ministerio Público dice que se vulneró el régimen de los particulares sujetos de acción disciplinaria establecido en el Código Único Disciplinario. El órgano de control disciplinario consideró que no se justificó su inasistencia a estas citaciones, hecho por el cual se calificó provisionalmente como gravísima a título de culpa gravísima, teniendo en cuenta que se habrían desatendido las instrucciones establecidas en el artículo 58 del Acuerdo 348 de 2008 del Concejo Distrital de Bogotá.

En sus comunicaciones, Kattan Cohen argumentó que no era “sujeto de control político” puesto que “como empresa de servicios públicos no domiciliarios y que con la entrada en vigencia de la Ley 1551 de 2012, esta modificó el control político sobre las entidades descentralizadas dedicadas a la prestación de servicios públicos”.

Este disgusto del Concejo con el presidente de la ETB no es nuevo, en agosto de 2012 la concejal María Victoria Vargas le envió una carta al procurador Alejandro Ordóñez en donde le solicitaba abrir una investigación disciplinaria contra Kattan Cohen por no asistir a las citaciones de control político que le había hecho el Cabildo Distrital.

En abril de 2014 los cabildantes de Bogotá se molestaron nuevamente y se indignaron por la ausencia Kathan Cohen, quien por quinta vez no asistió a un debate citado por cabildantes.

En ese entonces, el concejal Jorge Duran Silva reprochó que en reiteradas ocasiones ha intentado averiguar detalles de convenios y actuaciones al interior de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá –ETB-, pero que ésta se ha negado a suministrar la información requerida.