La lucha de De Roux por el aval

Un sector de la Alianza Verde reclama porque a estas alturas el precandidato no tiene aval ni dineros para adelantar la campaña.

El precandidato de la Alianza Verde a la Alcaldía de Bogotá, Carlos Vicente de Roux. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Ayer se hizo escuchar un reclamo a la dirección de la Alianza Verde de parte de algunas bases de este partido, según las cuales el aval del precandidato a la Alcaldía de Bogotá Carlos Vicente de Roux se podría estar embolatando, al igual que el de Michel Maya a la Alcaldía de Cali. El sábado 25 de julio se vence el plazo de inscripción para los comicios de octubre, y a tres días de esa fecha perentoria los avales de De Roux y Maya siguen siendo una promesa.

Frente a las instalaciones del partido Alianza Verde, quienes respaldan a estos precandidatos instalaron ayer una “unidad de cuidados intensivos” porque creen que el estado de la colectividad es crítico e insistieron en “salvar el verde”. Convocaron a los militantes de la Alianza Verde de todo el país a pronunciarse, porque afirman estar muy “preocupados” por la “falta de reglas claras y transparentes en la entrega de avales, que han generado una amplia incertidumbre no sólo dentro del partido, sino ante la opinión pública”.

De Roux, dicen, así como el candidato a la Alcaldía de Cali Michel Maya, han “afrontado múltiples dificultades en el ejercicio de sus candidaturas. Inclusive cuando han cumplido con todos los requisitos trazados por el partido, quedándose sin el apoyo de algunos miembros de la dirigencia y sin los recursos para iniciar sus campañas electorales. De hecho, De Roux ha dado a conocer que a la fecha no ha recibido un peso del partido para sacar adelante su candidatura”.

El reclamo de este sector del partido se conoce una semana después de que el Comité de Avales y la Dirección Distrital de la Alianza Verde dijeran que avalarán la candidatura de De Roux. Aun así existen algunos rumores en cuanto a que la intención de la dirección del partido es demorar el aval para que a última hora De Roux no pueda inscribirse. El mismo De Roux escribió al respecto en su cuenta de Twitter la semana pasada: “A pesar del apoyo mayoritario del Comité de Avales y la Dirección Distrital de A. Verde, me temo que se aleguen problemas procedimentales para no avalarme”.

Por lo pronto, este diario consultó algunas fuentes verdes que aseguran que ese aval se entregará el viernes a las 3:00 p.m. Mientras tanto, De Roux sigue esperando, ultima detalles y reúne los documentos que la Registraduría le exigiría si se cumple este compromiso. El viernes se definirá si su carrera por la Alcaldía de Bogotá empieza o se estanca antes de prender motores.

Lista al Concejo, otro pendiente

La lista al Concejo de la Alianza Verde también sigue pendiente. Por ese partido se inscribieron 128 precandidatos a la corporación, de los cuales sólo 45 recibirán aval. Antonio Sanguino, concejal y codirector de los verdes, indicó que para incluir a alguien en ese grupo no sólo se tendrá en cuenta el compromiso con las ideas de la colectividad, sino con la candidatura de Carlos Vicente de Roux. De ahí que se hayan cuestionado nombres como el de los concejales Lucía Bastidas y Hosman Martínez, que quieren mantenerse en sus curules al tiempo que representan internamente la facción seguidora de Enrique Peñalosa.

Bastidas (quien obtuvo 7.752 votos y llegó al Concejo en reemplazo de José Juan Rodríguez) acompañó a Peñalosa en el lanzamiento de Equipo por Bogotá, el grupo ciudadano a nombre del cual recoge firmas y se inscribirá esta semana como candidato a la Alcaldía. En su cuenta de Twitter mantiene una foto junto al exalcalde y, cada vez que se lo preguntan, no duda en definirse como peñalosista.

Al indagarle por su posición dentro del partido, cuando el candidato oficial es De Roux, aclara tres puntos: uno, que sólo acompañó públicamente a Peñalosa hasta el 6 de mayo y no pueden señalarla de doble militancia; dos, que apoya la inscripción de De Roux, y tres, que tratará de impulsar, entre agosto y septiembre, una alianza de los verdes con Peñalosa, a quien considera el “aliado natural” del partido. También es enfática en decir que rechaza la posibilidad de apoyar a Clara López, la candidata del Polo.

El concejal Martínez (quien obtuvo 12.189 votos) tiene puntos de encuentro con Bastidas, como la posibilidad de aliarse con Peñalosa hacia agosto o septiembre en caso de que De Roux no despegue, aunque también dice palabras elogiosas sobre Rafael Pardo, del Partido Liberal y la U. El concejal advierte de una vez que acompañará a De Roux a su inscripción, pero no lo acompañará ni le organizará ninguna reunión de campaña.

Tanto Martínez como Bastidas consideran que pueden recibir el aval como candidatos al Concejo en la medida en que la Alianza Verde es un partido de facciones en el que no debe primar la disciplina para perros. Será algo que se defina esta semana. Sus posiciones, no obstante, hacen prever más cortapisas en el camino para De Roux, que no la ha tenido fácil ante la falta de reconocimiento —evidenciada en una intención de voto que bordea el 1%— y la existencia de otros sectores que, antes que con Peñalosa, impulsan fuertemente una alianza con Clara López o con el mismo Rafael Pardo.