Inocente se declaró madre de niña que habría muerto por violencia intrafamiliar en Bogotá

Los hechos se remontan al pasado 31 de marzo, cuando la mujer llegó al Hospital de Kennedy con su hija quien, al parecer, falleció por causa de agresiones. El principal sospechoso es el padrastro de la pequeña quien, actualmente, se encuentra cobijado con medida de aseguramiento.

Audiencia de imputación de cargos contra la madre de la niña de tres años que falleció por presunta violencia intrafamiliar.El Espectador.

Violencia Intrafamiliar agravada fue el delito que este martes le imputó la Fiscalía a la madre de una menor de tres años, que murió el pasado 31 de marzo luego ingresar al Hospital de Kennedy con aparentes signos de violencia física.

En la audiencia a puerta cerrada, que se realizó en los juzgados de Paloquemao, la mujer se declaró inocente de los cargos y el despacho no decretó medida de aseguramiento en su contra, por lo que mientras avanza el proceso continuará en libertad.

“Ella es inocente, estamos seguros. Ella no me le hizo nada a la niña, estaba trabajando”, dijo a El Espectador una de las mujeres que acompañó a la procesada en la diligencia y quien prefirió omitir su nombre.

Por estos hechos, el pasado 11 de abril, quien era el compañero sentimental de la mujer y padrastro de la niña, fue cobijado con medida de aseguramiento en un centro carcelario, luego de que el ente acusador le imputara los delitos de homicidio agravado y violencia intrafamiliar, señalándolo como el principal sospechoso de la muerte de la menor. No obstante, el sujeto no aceptó los cargos y se declaró inocente.

¿Qué fue lo que pasó?

El domingo 31 de marzo, la mamá de la niña llegó al Hospital de Kennedy con su hija de tres años en delicado estado de salud. Al parecer, la menor tendría muerte cerebral derivada de una presunta golpiza perpetrada en su propio hogar.

Según relató la mujer en su momento, decidió llevar a la niña al centro médico luego de ver las heridas y lesiones que presentaba su hija después de que  supuestamente hubiera caído de su cuna. Sin embargo, cuando los médicos evaluaron las condiciones de la pequeña, descubrieron lo que serían signos de aparente maltrato físico.

“La madre desconoce las circunstancias. Aduce que la menor se golpeó, se cayó de la cuna y se pegó contra la mesita de noche de la residencia donde habitan. La pequeña presenta trauma cráneo encefálico, también tiene un brazo partido y laceraciones en varias partes del cuerpo”. Ese fue el parte preliminar que emitió el coronel Édgar Ávila, de la Policía de Bogotá, poco después de atender el caso.

En ese entonces, también se contemplaba la posibilidad de que la menor hubiese sido víctima de abuso sexual, pero, al avanzar en la investigación, esta hipótesis fue descartada. La familia vivía en una casa del barrio Gran Colombia, en la localidad de Kennedy y, de acuerdo con las primeras versiones, la niña habría estado bajo el cuidado de otros familiares cuando se perpetró la agresión. (Lea también: Investigan presunto abuso y maltrato contra niña de 3 años en Bogotá)

Avances de la investigación

Una fuente allegada a la investigación del caso reveló a El Espectador que una familiar cuidaba a la niña en horas de la mañana y en la tarde la pequeña quedaba a cargo del padrastro, mientras la madre se encontraba trabajando. El día de los hechos, al parecer, fue diferente pues el hombre habría planeado salir a almorzar con otra mujer y después a tomar un café con dos familiares, dejando a la niña sola en la casa. No obstante, se presume que estas actividades harían parte de una “coartada” planeada por el sujeto para que no lo relacionaran con que le ocurrió a la menor.

Por ahora, ha perdido validez la posibilidad de que la cuidadora de la niña en horas de la mañana estuviera involucrada en la muerte de la menor pues, a través de fotografías, habría demostrado a las autoridades que la pequeña se encontraba en óptimo estado de salud mientras estaba a su cargo.

Según la fuente, presuntamente cuando la madre llegó a la casa después de su jornada laboral pensó que la niña estaba dormida, sin embargo, no pasó mucho tiempo para que se percatara de que algo andaba mal con su hija. La pequeña habría llegado sin signos vitales al centro asistencial.

Se investiga si la niña era castigada con agresiones físicas constantes por parte de la mamá y el padrastro, especialmente, cuando hacía sus deposiciones.

También se conoció que la sindicada estaba convencida de la inocencia del padrastro de la niña hasta que conoció el dictamen de Medicina Legal, el cual señala que la pequeña murió por causa del “síndrome del niño sacudido”, que ocurre cuando una persona zarandea con intensidad a un niño pequeño o bebé ocasionándole una lesión cerebral severa. Por tanto, aunque la menor sí era maltratada constantemente, no habría sido un golpe contundente el que provocó su muerte. 

 

*  *  * 
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: