Madres comunitarias continúan huelga en Catedral Primada de Bogotá

Las mujeres, que completan una semana dentro de la sede religiosa, exigen al Gobierno que les garantice su derecho a una pensión. Este jueves habrá movilización en el centro de la capital.

El Espectador

Una semana completan cerca de 30 madres comunitarias dentro de la Catedral Primada de Bogotá. Se tomaron el lugar el pasado jueves como forma de protesta en contra de la decisión de la Corte Constitucional que no les reconoce el pago de una pensión y en cambio las condiciona a entregar el 20 % de sus aportes para acceder a esta. 

Lea: Madres comunitarias inician huelga de hambre en la Catedral Primada en reclamo por su pensión

“Con esta decisión, la Corte Constitucional condena a las madres comunitarias, sustitutas y tutoras de avanzada edad a la indigencia, pues, aunque desde el año 2014 percibimos un salario y aportes a la seguridad social, para las más ancianas, no hubo protección en pensión por más de 30 años, lo que conlleva a no poder cumplir el mínimo de semanas cotizadas para acceder a la pensión”, dijo la semana pasada Olinda García, presidenta del Sindicato Nacional de Madres Comunitarias (Sintracihobi).

Lea también: Madres comunitarias deberán pagar el 20% de sus aportes para acceder a pensión

El fallo de la Corte Constitucional se dio en respuesta a una tutela que interpusieron 162 madres comunitarias y sustitutas por las razones que cita García, que buscaban que el Gobierno Nacional les reconociera su mesada pensional. En respuesta el ente judicial consideró que, al tratarse de una labor solidaria, ellas no tendrían este beneficio, por lo que para acceder a una pensión deberán pagar el 20 % de sus aportes. 

“El monto del subsidio sería equivalente al 80 % del total de la cotización para pensión, el cual se transfiere a la administradora de Fondo de Pensiones una vez el beneficiario pague el 20 % del aporte que le corresponde”, citó el magistrado Reyes Cuartas, quien falló el proyecto. 

Ante esta situación las mujeres, provenientes de diferentes partes del país, se tomaron la Catedral Primada, en el centro de Bogotá, con el fin de que la iglesia católica y la Defensoría del Pueblo pudieran mediar ante esta situación. 

Al cumplirse una semana del plantón, las mujeres convocaron al resto de madres comunitarias y comunidad en general a una nueva manifestación que se realizará en la mañana del próximo jueves, en el centro de Bogotá.