La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 26 mins

Mal día para Samuel Moreno: ratifican su condena por carrusel de contratos

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme su condena a 24 años de prisión por el carrusel de contratos.

Archivo EFE

La Corte Suprema de Justicia, a través de su sala de casación penal, ratificó este miércoles la condena de 24 años de prisión contra el exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, por el denominado carrusel de contratos.

La Corte optó por dejar en firme un fallo proferido por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá que, en enero pasado, no solo ratificó la culpabilidad del exalcalde, sino que aumentó su condena de 18 a 24 años y ocho meses de prisión, por haber exigido comisiones para adjudicar en 2009 un contrato por $67.000 millones para la prestación del servicio de ambulancias en la capital. (Lea: Condenan a 24 años de prisión a Samuel Moreno Rojas)

En ese entonces, la Sala determinó que había suficientes pruebas para inferir que el entonces alcalde Mayor de Bogotá pidió una “tajada” del 9% a un grupo de contratistas sobre el valor total del contrato, para garantizar su adjudicación. Las "coimas" las entregaron al senador Iván Moreno Rojas –condenado por la Corte Suprema de Justicia a 14 años de prisión–, y al secretario de Salud de Bogotá, Héctor Zambrano –condenado a 12 años tras firmar un preacuerdo–, para que modificaran el pliego de condiciones, para lograr que una empresa del contratista Emilio Tapia Aldana resultara favorecida en el proceso.

Pese a que no tenía la experiencia para ejecutar el contrato, y mucho menos la capacidad para la prestación del servicio de ambulancias, la ‘Unión temporal Transporte Ambulatorio’ se quedó con el contrato, poniendo en grave riesgo la integridad de las personas que en algún momento tuvieran la necesidad de recurrir a este servicio de emergencias.

Moreno también es investigado, así como otras siete personas, por corrupción en el caso Odebrecht. En una nueva línea de investigación del entramado que ideó la multinacional brasileña no solo en Colombia sino en varios países de la región, al exalcalde se le buscará imputar cargos por  los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho impropio por el contrato Tunjuelo-Canoas. (Lea: Las fichas del caso Odebrecht y el carrusel de Bogotá)

El caso tiene que ver con la firma de un contrato en 2009 para la construcción de túnel interconector entre el río Tunjuelo y la planta de tratamiento Canoas, la cual tuvo un costo de $244.363 millones y fue adjudicada al Consorcio Canoas, conformado por CASS Constructores, empresa de Carlos Solarte, y la Constructora Norberto Odebrecht S.A. sucursal Colombia.

Todo comenzó con una denuncia hecha por directivos del consorcio francés Soletanche Bachy Cimas, que competía con Odebrecht y Solarte en la licitación. Según dijeron en 2009, enlaces del Acueducto les pidieron el 8,75 % del valor total del contrato para asegurarles la victoria. La hipótesis de la Fiscalía es que la mano larga de Odebrecht llegó hasta el Acueducto de Bogotá al lograr que direccionaran la licitación del contrato Tunjuelo-Canoas a favor de la empresa brasileña.

 

últimas noticias

Prepárese, este martes los maestros marcharán

Habrá tres nuevos cambios en rutas del SITP