En marcha estrategia para evitar quemados con pólvora en el fin de año en Bogotá

La iniciativa se centra en la primera infancia y tiene como fin disminuir los riesgos de sufrir quemaduras por el uso inadecuado de elementos explosivos y de pirotecnia.

 La Secretaría Distrital de Salud informó que reforzará el programa Territorios Saludables, enfocándolo a las actividades de fin de año, al igual que la labor que adelantan los Equipos de Vigilancia en Salud Pública en las 20 localidades de Bogotá.

Esto se hace para promover la prevención de lesiones por el uso inadecuado de material explosivo y pólvora de pirotecnia, además de intoxicaciones por alimentos y bebidas y prevención de riesgos por juguetes inseguros, riesgos que se atribuyen a las celebraciones de fin de año.

El programa Territorios Saludables buscará vigilar y atender con equipos integrales de salud, conformados por médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, psicólogos, trabajadores sociales, ingenieros ambientales y técnicos en saneamiento ambiental, para brindar los servicios que sean necesarios en posibles emergencias por pólvora.

Cifras

Durante el 2013, el país registró 881 personas quemadas por el uso indebido de pólvora. Antioquia es la zona del país con mayor número de casos con 256, seguida de Valle del Cauca, Nariño, Cauca y Norte de Santander. Con 48 casos, Bogotá que antes ocupaba el segundo lugar, ahora ocupa el quinto lugar en el país.
En cuanto a menores de edad lesionados por pólvora, Antioquia es el departamento con mayor registro, con 102 casos. Le sigue Cauca, Valle del Cauca, Caldas, Norte de Santander y Nariño. Bogotá, con 17 casos, ocupa el séptimo lugar. Los estratos 1 y 2 con una prevalencia de 87%, es donde más casos se reportaron de quemados por mal manejo de pólvora y en el estrato 3 un 11%.

Las recomendaciones que hace el Distrito para evitar accidentes con pólvora y otros elementos pirotécnicos, son denunciar expendios fijos o móviles de pólvora a través de la línea 123, vigilar el comportamiento de los niños, niñas para evitar la adquisición y manipulación de artefactos pirotécnicos y acudir de inmediato a un hospital, de llegar a sufrir una lesión ocasionada por pólvora.