“Es más costoso parquear en espacio público que en estacionamientos privados”

Desde el Concejo de Bogotá aseguran que solo el 5% de los parqueaderos en espacio público se ajusta a lo reglamentado.

Concejal Hosman Martínez

El concejal Hosman Martínez realizó un trabajo de campo por los parqueaderos en espacio público en Bogotá y encontró que de los 82 estacionamientos de este tipo, solo el 5% cobra lo debido.

“Tan sólo 16 estacionamientos cobran por minuto, es decir, el 5% se ajusta a lo reglamentado en el Decreto 550 de 2010; por medio del cual se fija la tarifa máxima por minuto del servicio prestado. En consecuencia, es más costoso parquear en un estacionamiento del espacio público, que hacerlo en uno privado”, dijo el cabildante.

Martínez señala que estos espacios públicos que por naturaleza están para el goce y disfrute de todos los ciudadanos se han convertido en monopolios de entidades privadas y Juntas de Acción Comunal, debido a que no cuentan con un control y vigilancia por parte del Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público- DADEP- y Alcaldías Locales.

La reglamentación del Decreto Nacional 1504 de 1998 y el Decreto 456 de 2011 “Por el cual se adopta el marco regulatorio del aprovechamiento económico del Espacio público”, permite contratar con entidades privadas y también precisa que se debe dar prevalencia al interés general sobre el particular y aún más cuando se encuentra de por medio zonas públicas para el disfrute y goce de los ciudadanos.

“Todo indica que el DADEP entregó los espacios que son propiedad de los bogotanos a unos particulares para el aprovechamiento económico. En cambio los ciudadanos, quienes en realidad somos los dueños de estas zonas públicas no recibimos ninguna retribución a cambio” afirmó el concejal Hosman Martínez.

En la actualidad cada empresa o Junta de Acción Comunal encargada de administrar los espacios púbicos que brindan el servicio de estacionamiento son autónomas para establecer valores, métodos tarifarios como mensualidades y no permitir el tránsito diario. A esto se suma que algunos contratistas tienen bajo su control hasta siete zonas públicas de la ciudad.

“El Decreto 268 de 2009 que adopta medidas para el cobro del estacionamiento de vehículos fuera de vía, en su artículo quinto, exceptúa a “los estacionamientos que operan en virtud de contratos celebrados con Entidades Distritales”. Entonces, ¿Regulan a los privados, pero no lo hacen con lo que le pertenece al Distrito?”, se cuestiona Martínez.

Hallazgos 

  • El parqueadero de vía vehicular, ubicado frente a la Plaza de Toros La Santamaría pertenece al espacio público. Aunque los contratistas deben garantizar la vigilancia, el aseo, reparaciones locativas y demarcaciones de los estacionamientos, es evidente que la falta de control les permite operar a su antojo.

En este lugar el concejal encontró ausencia de demarcación, doble línea, ladrillos y arena en el espacio que tiene la señalética de taxis, bolsas de basura tiradas en el andén e improvisados sistemas para evitar el estacionamiento de carros en zonas destinadas para quienes pagan mensualidad.

  • Fundación Forja: El minuto cuesta 67 pesos. Administran 3 estacionamientos con una capacidad total de 360 automóviles: Av Calle 100 # 16- 75, Av Calle 100 # 18- 03 y Av Carrera 19 # 97- 70.
  • Unión Temporal Asociación Multijunta Santa Beatriz: El minuto cuesta 55 pesos. Administran 3 estacionamientos con una capacidad total de 169 automóviles: Av Carrera 15 # 121- 35, Carrera 15ª # 120- 70 y Av Carrera 15 – Calle 119 / Calzada.
  • Asociación Gremial Cívica Centro Internacional San Diego: El minuto cuesta 67 pesos. Administran 2 estacionamientos con una capacidad total de 102 automóviles: Carrera 6 entre Diagonal 26- Calle 27, vía vehicular (Frente a Plazoleta San Diego, costado nor-oriental de la Cra. 7 con Calle 26)

También, una sola Junta de Acción Comunal, puede llegar administrar hasta 5 espacios públicos de la localidad, en estas zonas no puede cualquier usuario parquear, puesto que su regulación se rige por mensualidades.

“Es evidente la falta de una normatividad que permita regular el aprovechamiento del espacio público, esta reglamentación debe ser clara, permitiendo una retribución económica y garantizando el mantenimiento y el buen cuidado de las zonas que nos pertenecen a los ciudadanos”, concluyó el concejal.
 

 

últimas noticias