"Más de 13 mil menores de cinco años en Bogotá no tienen acceso a la educación"

Así lo advirtió la Personería de Bogotá.

A 13.059 niños menores de cinco años se les está vulnerando el derecho al acceso a la educación debido a la falta de cobertura del servicio por parte de la Administración Distrital”, así lo reveló el personero de Bogotá, Ricardo María Cañón, durante la posesión de más de 1.000 personeros estudiantiles.

De acuerdo con el informe, pese a los anuncios del Distrito y a la destinación de más de $263 mil millones de presupuesto en 2013 para ese proyecto (de los cuales hay $180 mil millones disponibles), de 800 aulas previstas en los colegios distritales no hay una sola lista a la fecha para albergar a niños de entre tres y cuatro años de edad (prejardín y jardín).

La Personería encontró, además, que no hay ningún salón arrendado ni habilitado para tal fin de los 200 proyectados, como tampoco predio alguno de los 130 programados para realizar obras de infraestructura para los nuevos estudiantes. En cuanto a la construcción de 50 jardines únicamente se han abierto tres licitaciones hasta ahora.

Según lo previsto por la Administración, la Secretaría de Integración Social (SDIS) continuó con la escolaridad de los niños desde 0 hasta tres años de edad y la Secretaría de Educación asumió a partir de los tres años. De esa forma, el Plan de Desarrollo, aprobado en junio de 2012, y una resolución distrital establecieron un cronograma que tiene como meta atender a 60 mil nuevos niños en cuatro años.

“La Administración tenía previsto realizar la inscripción de nuevos estudiantes desde el 23 de julio hasta el 14 de septiembre de 2012, así como la validación y asignación de cupos del 8 al 19 de octubre; no obstante, ni se asignó ni se efectuó la matrícula. La SED únicamente recibió solicitudes de cupo y elaboró una lista de espera conformada por 13.059 niños que están fuera de la escolaridad en las 20 localidades”, señaló la Personería.

De igual manera, explicó el ente de control, la Secretaría de Educación tiene previsto brindar ocho horas de servicio a los menores y darles dos raciones de alimentos, mientras que Integración Social los atiende durante 10 horas diarias y les da tres porciones. Según el Personero, esta situación vulnera el derecho a la igualdad de los estudiantes, pues “estos no son atendidos en las mismas condiciones de integralidad en materia de nutrición, ámbitos adecuados y seguros, talento humano y administrativo, para garantizar equidad en el servicio educativo a la primera infancia”.
 

últimas noticias