Más de 8.000 carteles y afiches han sido eliminados del espacio público de Bogotá

La Secretaría de Ambiente asegura que las multas por este concepto van de los $30 millones hasta los $3.000 millones de pesos.

Cortesía, Alcaldía de Bogotá.

La Administración Distrital continúa su proceso de transformación del espacio público de Bogotá, que realiza a través de entidades como la Secretaría de Ambiente o el Instituto para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron). El proceso de hacer de Bogotá una ciudad completamente limpia de publicidad exterior ilegal, que inició cuando iban menos de quince días de posesionado el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha logrado desmontar a día de hoy un total de 8.627 elementos como pendones, pasacalles, afiches, vallas y carteles, entre otros.

De los diferentes operativos llevados a cabo por el Distrito, especialmente en las localidades de Barrios Unidos, Chapinero y Teusaquillo, las más afectadas por esta problemática, se han iniciado cerca de 300 procesos sancionatorios por contaminación visual. La Secretaría de Ambiente, entidad encargada de abrir y tramitar estos procesos, asegura que las multas por este concepto van de $30 millones, hasta $3.000 millones.

Nuevamente, las autoridades del Distrito hicieron un llamado de alerta a las constructoras, dueñas de la gran mayoría de pasacalles que se instalan en la ciudad, y a los propietarios de establecimientos de comercio abierto al público, para que eviten la imposición de multas, y los impulsó que cumplan con la normatividad ambiental, registrando debidamente sus todo tipo de publicidad que deseen instalar.

“Estamos haciendo una estrategia de limpieza para que la cuidad este mejor, multamos a empresas que tengan publicidad ilegal, tanto grades como pequeñas, la mayoría son de constructoras de ventas de apartamentos”, aseguró en diálogo con Caracol Radio el secretario de Ambiente de Bogotá, Francisco Cruz, quien además manifestó que el dinero de las multas es utilizado para inversión en proyectos medioambientales.

Por su parte, el papel que cumple el Idipron en la búsqueda de transformación de las paredes y postes de Bogotá, es ubicar puntos estratégicos en la ciudad para cambiar su apariencia. Con la ayuda de 300 jóvenes de la entidad, diversos corredores viales de la ciudad han sido punto de intervención de la apariencia de su espacio público. La próxima jornada de desmonte de publicidad y limpieza de murales, se llevará a cabo ?el 16 de marzo en la Plaza España, ubicada en el centro de Bogotá.