Más del 76% de hogares bogotanos no se considera pobres

El año pasado el 48,6% de los hogares encuestados afirmaron que su nivel de vida mejoró en los últimos cinco años.

Los resultados de la Encuesta de Calidad de Vida para el año 2012, publicada por el DANE, fueron analizados por la Secretaría de Desarrollo Económico y revelaron que, de manera general, los habitantes de Bogotá tienen una mejor calidad de vida que los habitantes de otras regiones del país.

El análisis del Observatorio de Desarrollo también indicó que en 2012 el 48,6% de los hogares bogotanos encuestados consideró que su nivel de vida actual mejoró en los últimos cinco años, mientras en 2011 el 45,3% de los hogares tuvo la misma percepción.

El secretario de Desarrollo Económico, Carlos Simancas, señaló que “las mejoras en la calidad de la vida de los bogotanos se pueden explicar por las condiciones de acceso a servicios públicos, salud y educación, hecho que se ve reflejado en el porcentaje de población con cobertura de estos servicios básicos”.

“El acceso de los hogares bogotanos a los servicios públicos es mayor que en otras regiones de Colombia. En Bogotá, el 99,8% de los hogares cuenta con energía eléctrica y 89,4% con gas natural. De igual manera el 99,9% de los hogares cuenta con servicio de acueducto y alcantarillado y el 100% cuenta con servicio de recolección de basuras”, según las cifras del DANE.

Simancas recalcó que “la percepción de la calidad de vida de la población bogotana no solo ha mejorado en los últimos años, sino que los esfuerzos de la política pública han tenido un verdadero impacto sobre los niveles de pobreza, hecho que se constata con los resultados de la encuesta, ya que el 76,2% de los hogares bogotanos hoy no se considera pobre, dato que en 2011 era de 75,1%”. El número de hogares que se consideró pobre en el año 2012 disminuyó: 23,8% de los hogares así lo manifestaron frente a un 24,9% registrado en el periodo anterior.

El Observatorio destacó que el 91,1% de la población bogotana está afiliada al sistema de seguridad social en salud. Este porcentaje es inferior al observado tanto en 2010 (92,9%) como en 2011 (92,6%), a partir de lo cual se puede observar una tendencia hacia el deterioro de la afiliación a salud en la ciudad.