Más policías para Bogotá

Se ubicarán principalmente en la Séptima y la avenida Jiménez.

Alcaldía de Bogotá

Frente al aumento del pie de fuerza policial de 600 uniformados para Bogotá, el alcalde Gustavo Petro sostuvo que tendrán presencia en zonas de la ciudad donde persiste la tasa de homicidios y en zonas de TransMilenio como la Carrera Séptima y la Avenida Jiménez.

“Tendrán una cabida en los lugares de mayor afluencia de población. Al lado del plan cuadrantes tenemos un plan de flujo de población el cuadrante territorializa y localiza a la gente en un barrio, en una cuadra concreta, pero millones y millones de personas todos los días vienen aquí a trabajar y necesitan de una seguridad que implica un pie de fuerza para el flujo poblacional para la ciudadanía en movimiento y no solo la localizada en el barrio”, explicó Petro.

Puntualizó que este fortalecimiento no solamente es en número sino también en tecnología y profesionalización de la Policía alrededor de defender los derechos y las libertades ciudadanas.

Manifestó que el robo de celulares ha presentado una disminución del 22 por ciento e indicó que aunque los ciudadanos no denuncian este hecho el reporte de las empresas operadores confirma la caída de este delito.

“Hay un indicador fundamental para medir si en una ciudad se roban más o menos celulares y es el reporte que los ciudadanos hacen a las empresas operadoras cuando se los roban, lo primero que hace el ciudadano es llamar a la empresa, esos reportes son la mejor medida. Nos indican que para esta fecha hace un año había reportes de 321 mil celulares robados, hoy el reporte es de 253 mil, es decir cerca de 70 mil celulares menos lo cual significa una caída del delito del 22 por ciento en un año”, afirmó el mandatario capitalino.

Resaltó que la tasa de delitos como el robo de celulares, que afecta la percepción de seguridad por parte de los ciudadanos, va a la baja y la ciudad es más segura hoy, no solo por esto sino por la reducción en la tasa de homicidios a niveles nunca antes vistos en ocho administraciones.

“Esa idea de caos y de inseguridad en la ciudad que quieren propagar en la ciudad no es cierta, la tasa de homicidios en esta ciudad que es la más grande de Colombia, tiene una de las tasas de homicidios más baja después de Tunja y de Leticia”, agregó Petro Urrego.

Dijo también que si la violencia se midiera por la tasa de homicidios se tendría que decir que Bogotá le enseña a Colombia y América Latina cómo tratar el posconflicto y construir la paz.