Medicamentos, responsables de intoxicaciones en hogares bogotanos

En lo corrido del año, las autoridades de salud han atendido a 842 personas por manipulación irregular de estas sustancias.

Tomada de Pixabay

Los medicamentos son la principal sustancia responsable de intoxicaciones en Bogotá, según alertó este martes la Secretaría Distrital de Salud. Y es que en el primer semestre de 2016 se registraron en la ciudad 2.705 casos de intoxicaciones por sustancias químicas, de los cuales 842 estuvieron relacionados con medicamentos.

De acuerdo con la Administración, después de los medicamentos, los capitalinos resultan intoxicados por sustancias psicoactivas con 224 casos (14,3%) y los plaguicidas con 206 casos (13.2%). Se estima que de las 2.700 intoxicaciones reportadas en el año, al menos 1.500 se presentaron en hogares y 1.140 en espacios públicos como vías, bares, lugares de trabajo, establecimientos comerciales o educativos.

La Secretaría de Salud advierte además de los casos de intoxicaciones accidentales registrados en los hogares debido al consumo de productos de uso doméstico como limpiadores, jabones, desinfectantes y desengrasantes con 85 casos (26,7%) y por gases con 41 (12,7%).

“Los niños entre 0 y 5 años resultaron involucrados en 191 casos por intoxicaciones accidentales en los hogares. De esta cifra, 84 casos (44%) estuvieron relacionados con la exposición a medicamentos, seguido por otras sustancias químicas con 58 casos (30,4%) y solventes (gasolina, thinner, varsol) con 24 casos (12,6%)”, explicó el doctor Carlos Julio Pinto, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Según el Distrito, las intoxicaciones con medicamentos en menores, además de asociarse al almacenamiento inadecuado, también tienen relación con la aplicación de dosis inapropiadas, el uso de medicamentos equivocados y el manejo con fines terapéuticos diferentes al buscado. 

“Para el caso de ‘otras sustancias químicas’, se encuentra que sus envases suelen tener colores vivos e imágenes que son llamativas para los niños; por ejemplo, los solventes se almacenan de forma inapropiada en envases de bebidas y refrescos”, alertó el director de Epidemiología de la Secretaría.

Ante las cifras, la Administración Distrital elevó un llamado a la ciudadanía para que esté alerta y en caso de presentarse una intoxicación con sustancias químicas consulte de forma inmediata al médico, procurando suministrar la mayor información respecto de la sustancia implicada; de ser posible, llevar incluso el envase o una muestra de la sustancia ingerida.

Recomendaciones:

  • No ingiera ni suministre medicamentos sin indicación y prescripción de un médico.
  • Almacene los medicamentos, productos de limpieza, plaguicidas y demás sustancias tóxicas fuera del alcance y la vista de los niños (en un estante alto y bajo llave).
  • Evite el reenvase de productos o sustancias químicas en envases de alimentos o bebidas.
  • No utilice envases de productos químicos para contener alimentos o bebidas.
  • No almacene remanentes de sustancias químicas en el hogar.
  • Evite la mezcla de productos químicos, algunas combinaciones pueden producir gases tóxicos.
  • Nunca fume, coma o beba mientras usa productos químicos.
  • No utilice spray para el pelo, soluciones de limpieza, productos de pintura o pesticidas cerca de las llamas, velas encendidas, chimeneas, estufas, etc.
  • Mantenga al día la revision técnico reglamentaria de gasodomésticos y asegúrese que el área donde se utilicen se mantenga ventilada.
  • Vigile que el color de la llama sea siempre azul (recuerde que la llama amarilla es señal de combustion incompleta con posible generación de monóxido de carbono).
  • Verifique que los calentadores de gas no generen hollín.
  • Realice la disposición final de los medicamentos vencidos y parcialmente consumidos en los puntos de acopio destinados para tal fin (puntos azules).
  • No tome medicamentos delante de los niños para evitar la posibilidad de imitación.
  • No abuse de los medicamentos de venta libre.
  • Administre medicamentos de venta bajo fórmula medica únicamente por indicación del médico, siguiendo las dosis, tiempos y vías de administración recomendados.