Bogotá mantiene en ceros los casos de muerte por desnutrición

Médicos salvan la vida de gemelas en grave estado de desnutrición

Noticias destacadas de Bogotá

Las bebés, de ocho meses y de nacionalidad venezolana, llegaron al Hospital de Meissen pesando, cada una, cerca de 3.900 gramos. Luego de tres semanas de hospitalización bajo una dieta estricta se logró un incremento de 1.000 gramos para cada una.

Según la organización pediátrica Healthy Children, el peso normal para un niño de ocho meses debe estar entre los ocho y diez kilogramos. Unas gemelas venezolanas llegaron hace tres meses al Hospital de Meissen, en Bogotá, pesando, cada una, 3,9 kilogramos.

Es por lo anterior que el médico que atendió a estas menores, Fabio Lancheros Naranjo, calificó tal condición como una “desnutrición severa”. 

“Las niñas inicialmente consultaron el servicio de pediatría de Santa Librada, en un mal estado general.  En la evaluación inicial se diagnosticó que estaban atravesando una desnutrición severa. En algún momento del embarazo la madre tuvo que tener alguna carencia alimentaria, condición que se prolongó después del nacimiento de las niñas”, mencionó el profesional.

Le puede interesar: Uno de cada tres niños en el mundo esta desnutrido u obeso

Se determinó que las menores también presentaban un cuadro de gastroenteritis que complicaba aún más su estado de salud. De Santa Librada fueron remitidas al Hospital de Meissen, donde recibieron los estudios pertinentes y el protocolo para el manejo de la desnutrición manejado por la Organización Mundial de la Salud.

Información compartida por la Secretaría de Salud del Distrito da cuenta de que las niñas estuvieron hospitalizadas durante tres semanas, tiempo en el que tuvieron una estricta dieta suministrada por soporte nutricional y un seguimiento de parte de los servicios de pediatría, enfermería y trabajo social. 

En estos 21 días cada una de las menores ha logrado recuperar cerca de un kilo, acercándose así a los cinco kilos y a la media de lo que la referenciada organización pediátrica considera normal. “Esto equivale a ganar el 25% de su peso corporal y, además, permitir recuperar y estabilizar su curva de crecimiento”, detalló la secretaría.

“La atención ha sido muy buena, no tengo cómo agradecerles todo lo que han hecho por mis hijas, aquí me dieron la mejor atención: los exámenes, los alimentos, las medicinas y un excelente trato” dijo la madre de las gemelas.

Le sugerimos leer: El problema de fondo de la desnutrición en Bogotá

Según cifras manejadas por el despacho, actualmente Bogotá mantiene en ceros los casos de muerte por desnutrición. Esto, en parte, gracias a las diversas estrategias implementadas para mitigar dicha problemática, como la Clínica de Recuperación Nutricional de la Subred Sur y las visitas domiciliarias de Gestores del Riesgo, entre otras. 

“Por primera vez en 20 años y desde 2016, Bogotá mantiene en cero los casos de muerte por desnutrición”, concluyó el despacho.


Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

 

Comparte en redes: