Medidores, básculas y surtidores deben ser calibrados por los comerciantes

Así lo ordenó la alcaldía de Usaquén.

Ante las inquietudes por el sellamiento de varias básculas y surtidores por registrar niveles que no están dentro de las medidas reglamentarias, la Alcaldesa de Usaquén, Julieta Naranjo Luján, hizo un llamado a todos los propietarios, administradores y gerentes de establecimientos comerciales, tanto de estaciones de gasolina como almacenes de cadena, grandes superficies, dispensadores de bebidas, tiendas de barrio y todos aquellos que utilicen pesos y medidas, para que calibren por lo menos una vez al mes, sus equipos y se eviten sanciones.

Recordó que la revisión por parte de las autoridades puede llevar desde la suspensión de la utilización del surtidor o de la báscula, hasta procesos administrativos que pueden afectar sus establecimientos.

“La responsabilidad de calibrar bien, con la medida exacta y por lo menos una vez al mes, es de los establecimientos. Nosotros ejercemos el control. Independientemente de que se hagan operativos, es responsabilidad de cada establecimiento de comercio calibrar al menos mensualmente y las veces que sea necesario, todas las balanzas y los equipos de medida que garanticen al consumidor que lo que está pagando, efectivamente corresponde a lo que está llevando. En los casos donde se han sellado básculas o medidores, tan pronto los establecimientos calibren las balanzas, surtidores o dispensadores, procederemos a verificar para levantar los sellos. Hemos recibido quejas de ciudadanos y nuestra responsabilidad y compromiso es hacer cumplir las normas”, precisó la alcaldesa Local.

Anunció que se van a realizan al menos 1.700 controles para garantizar que se cumpla con la normatividad y los clientes estén satisfechos. 

Temas relacionados
últimas noticias

Las apuestas del Distrito en el plano social