En menos de 24 horas otro bus del SITP fue asaltado en el suroccidente de Bogotá

Según los pasajeros, los responsables serían los mismos que en la noche del lunes perpetraron un atraco masivo en Kennedy y que habían quedado en libertad porque nadie interpuso la denuncia.

Archivo El Espectador

Vuelve y juega. En menos de 24 horas otro bus del SITP fue asaltado por delincuentes en el suroccidente de Bogotá. El hecho se registró en la localidad de Kennedy, en inmediaciones del sector donde este lunes ya se había perpetrado un asalto en condiciones similares y aunque los delincuentes fueron detenidos, quedaron en libertad porque los pasajeros se negaron a presentar una denuncia. (Lea: Aunque Policía capturó a dos asaltantes de un SITP, pasajeros se negaron a denunciar)

El caso registrado en la noche de este martes tiene varias cosas en común con el presentado horas antes: dos delincuentes, que se hicieron pasar por pasajeros, hacen una parada y una vez dentro del bus, uno encañona al conductor para que no ponga el vehículo en marcha mientras el otro, armado con una navaja, intimida a los usuarios y los despoja de sus celulares.

Según uno de los testigos del atraco, quien ya había sido víctima de la misma organización delincuencial que opera a lo largo de la Avenida Boyacá y en tramos de la Avenida Primera de Mayo, los responsables del asalto serían los mismos que habían quedado en libertad horas antes.

“Se parecen mucho, son muy similares. Tienen la misma indumentaria que usaron anoche y emplearon el mismo modus operandi: hicieron parada, encañonaron al conductor y uno pasa puesto por puesto con puñal en mano a hurtar celulares, solo eso, porque no se llevaron ni los bolsos. Había como ocho pasajeros”, narró Óscar Vela, uno de los afectados, en diálogo con Noticias Caracol.

Apenas la semana pasada, varios conductores expresaron su inconformidad frente a la sede principal de Transmilenio (TM), en protesta, según ellos, por pésimas condiciones labores. El tema de su seguridad fue uno de los detonantes.

A la protesta asistieron alrededor de 30 conductores que, con gritos y arengas, expusieron los problemas que enfrentan a diario. Uno de los más importantes, advierte Wilson Hoyos, presidente del Sindicato del SITP, es la inseguridad.

“Vinimos a marchar, porque rechazamos la muerte de nuestro compañero la semana pasada y queremos expresar nuestra preocupación por la inseguridad. Ya nos han asesinado a tres compañeros y todos los días nos agreden verbal y físicamente”, aseguró el sindicalista. 

 

últimas noticias