Mercados campesinos llegarán a toda Bogotá

La Administración anunció que busca el respaldo del Fondo de Desarrollo Regional para apoyar la realización de más jornadas de este tipo, con miras a que también lleguen a diferentes parques de la ciudad.

A partir de las 7:00 de la mañana de este viernes, 325 productores de la región central (Bogotá, Cundinamarca, Tolima y Boyacá) exponen sus productos en la Plaza de Bolívar. /Alcaldía

Los tradicionales mercados campesinos, que se realizan en Bogotá desde 2004, tomaron un nuevo impulso este viernes luego de que el Distrito anunció que replicará el programa en otras partes de la ciudad y, en lo posible, según Freddy Castro, secretario de Desarrollo Económico, dos veces al mes. De acuerdo con el funcionario, en los próximos tres años esperan realizar 420 actividades en el Distrito, que financiarán con recursos de regalías. (Lea: Campesinos, de vuelta en la Plaza de Bolívar)

De esta forma se le da un nuevo impulso al programa, que a comienzo año estuvo en vilo, por falta de recursos. En marzo pasado, las asociaciones de campesinos protestaron para exigir la continuidad del programa. En su momento, el secretario de Desarrollo Económico argumentó que para este año solo habían $100 millones disponibles para el programa, monto muy inferior a los $1.300 millones que gastó la administración Petro en 2015. Por ello, Castro no garantizó la continuidad del programa. (Lea: La paradoja de los recursos rurales en Bogotá)

Sin embargo, el panorama cambió. El secretario aseguró este viernes que la Alcaldía busca el respaldo del Fondo de Desarrollo Regional, no solo para apoyar más este tipo de eventos, sino para que los mercados campesinos lleguen a los parques más importantes de la ciudad durante todo el año.

El anuncio coincidió con la primera jornada de los mercados campesinos en 2016, cuyo epicentro es la Plaza de Bolívar. Allí, a partir de las 7:00 de la mañana de hoy, 325 productores de la región central (Bogotá, Cundinamarca, Tolima y Boyacá) exponen sus productos. Aunque esta vez hay menos participantes, la administración asegura que es un evento más organizado.

En esta oportunidad hay una novedad: la Administración realiza una rueda de negocios con 50 participantes que ofrecen sus productos a restaurantes, plazas y hoteles. “Queremos trabajar para ayudarles a abrir canales para aumentar clientes”, dijo Castro. Se espera que cada participante pueda cerrar negocios que le representen ingresos de entre $2 millones y $10 millones.

El evento se lleva a cabo justo en el marco del Día Mundial de la Alimentación y la Cumbre Mundial de Líderes Locales, quienes asistirán a la plaza a conocer lo que produce el campo colombiano. Más allá de frutas, verduras y hortalizas, los campesinos van a vender productos procesados, como miel, café y amasijos típicos, así como artesanías.

“Con este mercado, el alcalde les cumple a los campesinos, cumplimos con el acuerdo del Concejo y con nuestro Plan de Desarrollo. Nuestros productores son una prioridad. Apoyamos y visibilizamos a los productores de la región Central, ya que garantizan el 83 % de los alimentos que se consumen en la capital”, agregó el secretario.

Al sitio ya acudieron, entre otros, delegados de Turquía, quienes se deleitaron de las delicias campesinas. Al ritmo de música llanera, propia de la de la región central, los visitantes disfrutaron de la apertura de este mercado con el que se quiere visibilizar y exaltar la labor de los campesinos, "quienes diariamente nos ayudan a recibir los alimentos en la mesa. Queremos favorecer a los bogotanos además de brindarles un espacio atractivo turístico", agregó el secretario de Desarrollo Económico.

No obstante, el evento no estuvo exento de polémicas. Este jueves, un grupo de asociaciones de campesinos denunció que la Alcaldía no las tuvo en cuenta para participar en esta versión del evento y que, por tanto, no hay una participación masiva. “De 1.500 campesinos que participamos en años anteriores, en esta oportunidad sólo pretenden dar espacio a 325, por esta razón no avalamos ni reconocemos el evento, por ser excluyente y dejar de beneficiar a casi 3.000 familias”.

Ante la crítica, el secretario de Desarrollo Económico explicó que en esta oportunidad se trabajó con asociaciones de los departamentos y que la organización se hizo directamente con la institucionalidad. “Fueron los secretarios de Agricultura los que eligieron a los participantes. Tienen todo el derecho a protestar, pero así planeamos este evento”, concluyó Castro.