Meritocracia se impuso a mermelada en elección de secretario del Concejo de Bogotá

En un hecho sin precedentes, los acuerdos entre bancadas fueron derrotados por las pruebas, estudios y experiencia de Ilba Yohanna Cárdenas. La nueva secretaria está en el Concejo hace 23 años y a pesar de haber superado muchas veces las evaluaciones, nunca había quedado en el cargo debido al clientelismo en la corporación. El hecho fisuró a la bancada de gobierno.

La nueva secretaria de la corporación, Ilba Yohanna Cárdenas Peña, fue elegida por 44 de los 45 concejales.El Espectador.

Durante la elección de quien ocupará la Secretaría General del Concejo de Bogotá hasta febrero de 2021 ocurrió un milagro. Al menos así lo describió Ilba Yohanna Cárdenas, vencedora del proceso, debido a que es común que en el nombramiento de este puesto primen los acuerdos entre bancadas sobre los pergaminos de cada candidato. En otras palabras, por lo general quien llega a este cargo lo hace en sincronía con los intereses de los partidos, y no tanto por su hoja de vida.

Con 44 votos, de 45 posibles, Cárdenas fue elegida en uno de los cargos más importantes de una corporación que conoce hace más de dos décadas. La nueva secretaria llegó al Concejo en 1997, y desde entonces fue asesora jurídica de la Mesa Directiva y de la Presidencia; profesional especializada en la Mesa Directiva, la Dirección Jurídica y las tres comisiones del cabildo (Hacienda, Gobierno y Plan); subsecretaria de despacho en la Comisión de Gobierno, y directora técnica jurídica del Concejo.

La amplia trayectoria de Cárdenas estaba soportada por su hoja de vida. Esta dice que recibió su título de abogada, de la U. Santo Tomás, en 1990; en 2000 se graduó como especialista en políticas sociales en la U. Javeriana; en 2001 recibió su título de magíster en estudios políticos, también en la Javeriana, y en 2008 culminó otra especialización en alta gerencia, en la U. Militar. También cursó múltiples diplomados y seminarios, fue designada como mejor funcionaria de carrera administrativa en el Concejo en 2011 y, como si fuera poco, en 2016 obtuvo el segundo puesto en lista de elegibles para el cargo de personero de Bogotá. concurso en el que participaron 222 candidatos.

Su preparación, por un lado, y por el otro los resultados de la evaluación de méritos, dejaban claro que no había otra persona diferente a Cárdenas que pudiera llegar al puesto. La nueva secretaria obtuvo 99,98 % en el puntaje acumulado de la prueba. A décimas, en el segundo lugar, quedó Jorge Naín Ruiz (99,15 %) y el podio de la valoración lo completó Martha Lucía Cipagauta (90,34 %). 

Esta abultada carta de presentación, sin embargo, en un momento parecía quedarse corta para que Cárdenas lograra obtener el cargo de secretaria del Concejo. Por encima de sus aspiraciones estaban los compromisos adquiridos entre cabildantes, por lo que era más probable que en la Secretaría repitiera por segundo año Danilson Guevara Villabón, un hombre de las entrañas del Partido MIRA (su hermano, Carlos, es senador y presidente de la colectividad), quien obtuvo el cuarto puesto en las pruebas meritocráticas, con un puntaje de 79,15 %. 

El puntaje parecía ser lo de menos. En una acta de reunión de Alianza Verde (bancada de gobierno y mayoritaria, con 12 cabildantes), se daba la orden de reelegir a Guevara en la Secretaría, por dos razones: “A.) Ese fue el compromiso que se hizo con la bancada del MIRA en el proceso de conformación de la coalición. B.) Es un cargo de confianza del presidente del Concejo y se debería respetar la decisión de este para que podamos exigir lo mismo cuando la Alianza Verde tenga presidencia”, se lee en el acta que fue filtrada horas antes de la votación para elegir al nuevo secretario.

Y aunque en el documento se especifica que también se contempló la opción de votar por Cárdenas debido a sus resultados, estudios y experiencia, “después de la discusión se decisión optar por la primera opción (votar por Guevara) y se aclaró que esta era una decisión de la bancada que deben seguir los concejales. También se aclaró que esperaríamos la reunión de los compromisarios de las distintas bancadas para hacer el anuncio de la decisión”.

Como la filtración del documento dejó en evidencia lo que se estaba moviendo tras bambalinas del cabildo para lograr la reelección de Guevara, las horas previas a la votación fueron sin duda las más tensas en lo que va del año. Susurros, ligeras reuniones y secreteadera entre asesores y cabildantes, fue el ambiente que anticipó la votación, en la que Cárdenas arrasó sorpresivamente.

Aunque todavía no se sabe cómo casi la totalidad del cabildo terminó votando por Cárdenas, durante la explicación de los votos surgieron algunos chispazos de lo que ocurrió y todo indica que significó una tormenta en las toldas verdes. Concejales como Martín Rivera sugirieron que el acta filtrada era un borrador y que la bancada nunca había ratificado lo que estaba consignado. Pero Lucía Bastidas, una de las concejales con más experiencia en Alianza Verde, aclaró lo ocurrido y hasta señaló a parte de su bancada de haber mentido.

“Es de valientes reconocer cuando nos equivocamos y me alegra no haber tenido que utilizar la objeción de conciencia que tenía lista porque este es un proceso histórico en el que, por primera vez, el Concejo de Bogotá honra un proceso meritocrático. Eso sienta un precedente”, manifestó Bastidas durante su intervención. “La sinceridad vendría bien. Una mentira llevará a otra y hay que reconocer que se equivocaron, que no alcanzaban los votos y decidieron apoyar a la mejor”, escribió minutos más tarde en sus redes sociales". 

Así, la elección de Cárdenas, como ella lo describió, fue algo que nadie esperaba. “Esto es un milagro y escrito con mayúsculas. Así de sencillo. A 23 concejales les doy las gracias porque desde un comienzo me dijeron que votaban por mí porque no hay acuerdo. A los demás concejales que votaron por mí, y que les agradezco su voto de confianza, quiero decirles que me ayudaron a ratificar que no necesito filiación política y que sigo defendiendo el criterio de mérito, y con ese seguiré abanderando el servicio a la ciudad”, manifestó la nueva secretaria del Concejo.

La elección de la nueva secretaria se convirtió en un hecho crucial para el Concejo, pues marcó no solo una jornada nunca antes vista en la que la meritocracia le ganó a la mermelada, sino que significó la primera fisura pública en la principal bancada de gobierno, que cada vez tiene más difícil la conformación de alianzas de cara a trámites clave en la corporación, como el Plan de Desarrollo o el POT.

905901

2020-02-22T13:33:16-05:00

article

2020-02-22T13:44:41-05:00

felipealttamar_82

none

Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Meritocracia se impuso a mermelada en elección de secretario del Concejo de Bogotá

84

6364

6448