Metro de Bogotá, ¿totalmente estructurado y financiado?

Tras una reunión, el Distrito celebró el tener todos los recursos necesarios para la construcción de la primera línea del metro elevado. Mientras tanto, detractores de la obra se alistan para un debate decisivo en el Concejo en el que buscan demostrar que no es cierto que todo esté listo.

La primera línea del metro iría del Portal de las Américas a la Calle 72 con Av. CaracasEmpresa Metro.

En el país apenas baja la efervescencia que produjo la votación de la consulta anticorrupción, que por poco llega al umbral necesario para ser aprobada. Una de las premisas de los promotores de ese mecanismo fue la cantidad de dinero que pierde el país por culpa de la corrupción: $ 50 billones al año, de los cuales, según la Misión de Observación Electoral (MOE) un 18 % corresponde a temas de infraestructura. En Bogotá, desde hace más de seis décadas se discute sobre la construcción del proyecto de infraestructura más ambicioso y cuantioso del país: el metro de la ciudad.

Por la importancia de este proyecto, y las altísimas sumas de dinero que mueve, su proceso de construcción ha estado más que vigilado por entes de control y concejales. Este miércoles, el Concejo será escenario de una nueva discusión sobre la primera línea del metro, que iría del Portal de las Américas a la Calle 72 con Av. Caracas. En el debate, los cabildantes citantes esperan que el Distrito responda cuestiones como el estado actual de ejecución del metro, los procesos contractuales durante el proceso, las vigencias futuras que ha recibido y los estudios necesarios para sacar adelante el proyecto. (LEA: "Hay un club de enemigos del metro”: Peñalosa)

El reparo más común hacia el proyecto es por el tema de los estudios. Según denuncia el concejal Hollman Morris (Progresistas), el metro elevado aún no tiene estudios de factibilidad; es decir, los estudios técnicos y financieros completos, lo que derivaría en especulaciones sobre el costo real de la megaobra.

Para Morris, al momento de expedición del CONPES no estaban aprobados los 28 productos necesarios para avanzar en la estructuración del proyecto, y para demostrarlo se valió del informe de supervisión del Distrito de junio de este año. En dicho informe se especifica que solo tres de los 28 productos están totalmente aprobados por la interventoría, y a los aún es necesario hacerles ciertos ajustes.

La siguiente duda que ronda el proyecto es las vigencias futuras excepcionales aprobadas. La supuesta ilegalidad frente a este tema la resume Morris en que el Distrito no podía emitir un decreto modificando artículos de normas anteriores, como hizo con el decreto 280 expedido en mayo de este año, en el que se basó para solicitar $131 mil millones más para el proyecto.

No obstante, para el concejal esta acción es ilegal pues el decreto tiene una norma nacional superior: la Ley 1483 de 2011, que indica que las vigencias futuras excepcionales no podrán superar el periodo de gobierno. De acuerdo con el acta 09 de 2018, en una reunión del 5 de julio quedó consignada la solicitud del dinero con cargos que afectan al presupuesto de la vigencia 2019 a 2026.

(Congreso y Concejo de Bogotá citan a Peñalosa para rendir cuentas sobre el metro elevado)

Otro aspecto que expondrá el concejal Morris en el debate del miércoles es la solicitud de autorización de otras vigencias futuras para la Carrera Séptima que, asegura, también se solicitaron sin tener todos los estudios al día. Se trata de más de $1.500 millones para las vigencias 2019-20222, para la construcción e interventoría de la troncal complementaria al Metro que el Distrito pretende construir entre calles 32 y 200 del corredor vial más importante del oriente de la ciudad.

Otros reparos como el dinero que gastó Enrique Peñalosa realizando estudios para el metro en su primera administración (cerca de $22.000 millones), las diferentes adiciones de dinero y tiempo que se han hecho, el estado exacto del proceso de preselección que se abrió el pasado 6 de agosto, también serán expuestos por el cabildante durante el desarrollo de la discusión que iniciará a las 2:00 p.m. y será retransmitida en vivo por el Canal Capital y la cuenta de Youtube del Concejo.

Por último, Morris asegura que a estas alturas, ya se cayó uno de los argumentos más frecuentes del Distrito para cambiar el metro subterráneo por el elevado: el costo. Mientras el proyecto de la anterior administración bordeaba los $16.5 billones, el metro elevado ya tiene un costo superior a los $22.3 billones, sin contar el componente de las troncales alimentadoras, con lo que costo del proyecto estaría cercano a los $27 billones.

Todas estas dudas, más las que planteen los concejales de otras bancadas, serán escuchadas y respondidas por los funcionarios citados: los secretarios de Gobierno, Miguel Uribe Turbay; de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo; de Hacienda, Beatriz Elena Arbeláez; de Planeación, Andrés Ortiz Gómez; los gerentes del Metro, Andrés Escobar Uribe; y de Transmilenio, María Consuelo Araújo; y la directora del IDU, Yaneth Rocío Mantilla.

(Entre controversia, arranca primer filtro para escoger el constructor del Metro de Bogotá)

El Distrito, por ahora, ha desestimado las múltiples denuncias hechas previamente respecto a los estudios y los costos del proyecto y, por el contrario, señalan que el metro elevado corre a buen ritmo e incluso celebran y afirman que ya está asegurado todo el dinero para el proyecto, incluyendo el dinero de las troncales que alimentarán su operación. “Es fundamental el apoyo total del presidente Duque a lo que faltaba para sacar adelante el proyecto Metro, como eran las troncales alimentadoras (Av. 68 y Ciudad de Cali) que son parte indispensable para hacer que el proyecto tenga una utilización plena”, afirmó el alcalde Enrique Peñalosa tras una reunión con el presidente.

Tras el encuentro, ambos mandatarios confirmaron que en las próximas semanas se hará oficial un convenio por cinco billones de pesos, que aseguran los recursos para esas troncales. Lo único cierto es que el debate de este miércoles será imperdible, pues se espera que los demás concejales que han cuestionado el proyecto hagan otras revelaciones. Por lo pronto, el debate inició en el Concejo con la conformación de una comisión accidental que pretende vigilar la megaconstrucción.

         *         *         *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook