Mincultura le responde a liquidadora del San Juan de Dios

Anna Karenina Gauna señala que Ministerio de Cultura y el ente de control no han sido diligentes durante el proceso de liquidación. Ministerio dice que sí ha actuado.

Hospital San Juan de Dios. /Archivo

Los 3.640 trabajadores que se vieron obligados a dejar el Hospital San Juan de Dios en 2001 saben bien quién es Anna Karenina Gauna. En manos de esta mujer quedó el pago de todas las acreencias laborales. En 2006 el entonces gobernador de Cundinamarca la nombró gerente liquidadora. Cerca de 500 funcionarios del hospital consideraron que Gauna no había cumplido y por eso interpusieron tutelas en su contra. Quizá la noticia más alentadora que han recibido fue la que se conoció en la mañana de este martes: la liquidadora renunció luego de que la Contraloría General solicitara su dimisión por presuntos hallazgos fiscales de $11.579 millones en el proceso de liquidación.

Para la Contraloría, la Fundación San Juan de Dios (bajo la cual se ampara Gauna) no presenta balances financieros consistentes. Y además, el ente de control pudo evidenciar que las edificaciones del Hospital, que estaban en manos de la liquidadora, se encuentran deterioradas. Sin embargo, antes de renunciar Gauna respondió y dijo que la decisión del ente de control está basada en "consideraciones superfluas, simples y falsas. La Contraloría General no cuenta con pruebas que soporten un juicio de responsabilidad fiscal". Dijo, además, que existe una "persecución política por parte de algunas entidades interesadas en el complejo hospitalario".

No sólo arremetió en contra de la Contraloría. Dijo que el Ministerio de Cultura ha sido un obstáculo en el proceso de liquidación y que no "ha dado un cumplimiento efectivo a la ley 745 de 2002"; que establece que el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Educación y el Departamento Nacional de Planeación deben aportar recursos para la restauración del Hospital San Juan de Dios.

 

La respuesta del Ministerio de Cultura

Las declaraciones de la liquidadora no fueron bien recibidas en el Ministerio de Cultura. Por un lado, la entidad asegura "la Dirección de Patrimonio suscribió un convenio interadministrativo con el Instituto Distrital de Patrimonio en 2005 cuyo objeto fue cooperar y aunar esfuerzos para proteger e intervenir el patrimonio cultural en Bogotá por el valor de $354.000.000". A raíz de este convenio el Instituto Distrital de Patrimonio elaboró con el Ministerio el Plan Especial de Protección del Hospital San Juan de Dios y del Instituto Materno Infantil.

En 2010 "el Ministerio de Cultura asignó nuevamente recursos por un valor de trescientos millones de pesos ($300.000.000)" con el fin de "aunar esfuerzos para la elaboración de los estudios técnicos y el Proyecto de Restauración del Instituto Materno Infantil de la ciudad de Bogotá. El total de la inversión realizada por el Ministerio de Cultura a través de la Dirección de Patrimonio, a la fecha, es de $654.000.000".

En todo caso, la entidad reconoce que hubo dificultades a la hora de realizar un inventario de los bienes muebles de patrimonio cultural que están en el San Juan de Dios. En junio de 2012 la liquidadora solicitó ese inventario: "establecía que en tres meses debía ser elaborado. A lo cual el Ministerio de Cultura informa que este lapso de tiempo es insuficiente teniendo en cuenta los requerimientos técnicos establecidos para realizar un inventario". A comienzos de 2013 el Ministerio "ratifica nuevamente la necesidad de que el inventario de bienes muebles de patrimonio cultural fuera adelantado por personal idóneo, contratado por el propietario de éstos". Es decir, por Gauna. Según el artículo 2350 del Código Civil Colombiano, dice el Ministerio "corresponde al propietario de los inmuebles reparar las afectaciones que presentan los mismos, adelantar su mantenimiento y todas aquellas acciones dirigidas a la conservación de su patrimonio".

Por último, el Ministerio señala que en 2013 hubo avances. Desde que se creó una mesa en la Procuraduría General en agosto de 2012 para recuperar el San Juan de Dios y el Materno Infantil. El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) y el Ministerio realizaron visitas al San Juan de Dios para verificar el estado de los bienes patrimoniales. Actualmente, la Universidad Nacional adelanta un estudio para elaborar el Plan Especial de Manejo y Protección del San Juan, que costó $1.650.000.000. Para la ejecución de este plan el Ministerio de Cultura aportará $ 550.000.000.

Dentro de su respuesta Gauna señala que lo lógico para proteger el Hospital San Juan de Dios "es que fuese vendido a una entidad pública que no se encontrara en liquidación y que, por tanto, contara con los instrumentos legales y económicos para protegerlos".

Hace dos semanas el Distrito ofreció $140.000 millones por los terrenos del hospital. El 30 de octubre la liquidadora se iba a pronunciar sobre esta oferta. Ahora, admite el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, "se está evaluando si es necesario hacer una suspensión de la venta de los lotes. Lo más probable es que las acciones de venta continúen pero lo estamos analizando con el liquidador encargado". Pablo Leal, funcionario de la Secretaría Jurídica de la Gobernación, estará a cargo de la liquidación mientras Cruz define quién debe desempeñar ese cargo.

Sobre el proceso de liquidación el gobernador dijo que "si los activos se venden, éstos entrarán en una fiducia para respaldar el pago de los pasivos". No será fácil recuperar el San Juan de Dios. Sumando las deudas laborales ($164 mil millones) más la restauración de los 22 edificios del hospital, abrir el San Juan de Dios costaría cerca de $440.000 millones.

 

últimas noticias