Mintransporte publica borrador de decreto que reglamenta taxis inteligentes en Bogotá

Se detallan las diferencias entre el servicio básico y el de lujo. Deja en manos de alcaldías y municipios definir el uso de plataformas tecnológicas para la prestación del servicio, el cálculo y cobro de tarifas.

Archivo El Espectador

El Ministerio de Transporte publicó el proyecto de decreto con el que busca reglamentar el uso de nuevas tecnologías en la prestación del servicio de taxis, con lo que le da vía libre al Distrito para la implementación de los taxis inteligentes en Bogotá. 

La nueva reglamentación, que está abierta para observaciones hasta el próximo19 de junio, deja en manos de las autoridades de transporte de ciudades y municipios "definir en este nivel de servicio, el uso de plataformas tecnológicas para la prestación del servicio, y/o el cálculo y cobro de las tarifas". 

Asimismo, permite el establecimiento de una tarifa básica a la que se le pueden asociar cobros relacionados por tiempo de espera (detenido o por congestión), demanda y desplazamiento a zonas suburbanas, entre otros, siempre y cuando haya una justificación jurídica y económica. 

En cuanto a las plataformas tecnológicas, el Ministerio pide cumplir características básicas como garantizar el monitoreo de las tarifas; informar a los usuarios, previamente, los costos y los recargos por la prestación del servicio.

Uno de los cambios del decreto se dio en cuanto a la diferenciación servicio básico y el de lujo, por lo que dentro del documento se establece que los vehículos de lujo solo prestan sus servicios a través de una plataforma y no en la calle, así como se determina que deberán contar con Asistencia de Arranque en Pendiente, frenos de disco adelante y atrás, recordatorios del uso de cinturón de seguridad y una bodega o espacio para equipaje no menor a 0,40 metros cúbicos, entre otras cosas. 

Este borrador de decreto se conoce casi un año después de que el Consejo de Estado suspendiera la Resolución 2163 de 2016, que reglamentaba este tipo de servicios, pero que de acuerdo con el ente judicial, no contaba con el concepto de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), respecto al cambio de taxímetros por dispositivos electrónicos para liquidar las tarifas.

De los más de 52.000 taxis que hay en Bogotá, apenas alrededor de 3.000 instalaron las plataformas tecnológicas que exigía el proceso de modernización. Ante esto, el Distrito tuvo que frenar el proyecto, con el que se pretende que los taxis dejen a un lado los taxímetros para implementar tabletas dentro de los vehículos.