“Motivos personales de Petro tienen paralizada la realización de la ALO”

Las críticas fueron hechas desde el Concejo de Bogotá.

Archivo

“Motivos personales del alcalde Gustavo Petro, y no razones de ciudad, y ni siquiera ambientales o económicas, tienen paralizada la realización de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), una vía clave para la movilidad de la ciudad, cuyo trazado se aprobó hace más de 50 años, pero cuya construcción sigue dilatada”, señaló la concejal Lucía Bastidas.

La cabildante señaló que “la animadversión del alcalde por esa obra clave de la ciudad está registrada en los medios de comunicación cuando dijo en 2012: ‘Me tienen que tumbar antes de aprobar construcción de ALO. Nosotros no vamos hacer esta vía. Primero túmbenos, usen la Fiscalía, la Contraloría, la Personería y túmbenos y después sí pueden hacer la ALO”.

Hoy, tres años y medio después de hacer esa promesa, y a menos de seis meses de terminar su gobierno, es evidente que el alcalde ha cumplido, dice Bastidas. “Seguimos sin la ALO y con la ciudad embotellada por falta de una vía que debe conectar a Bogotá entre el sur y el norte por el occidente y darle salida al transporte de carga y al tráfico que no debería ingresar al centro pero debe hacerlo por falta de un corredor como la ALO”.

El trazado de la ALO fue aprobado por el Concejo de Bogotá mediante el acuerdo 13 de 1998, y posteriormente declarada de importancia estratégica para el país el documento de Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes). El presupuesto original de construcción fue estimado a junio del año 2000 en $645.932’373.200, pero hoy, 15 años después no hay un costo actualizado.

Está proyectada como una autopista de 8 carriles y 100 metros de ancho que empieza en el Muña y llega hasta la autopista Norte a la altura de la calle 225, después de pasar por las localidades de Bosa, Kennedy, Fontibón, Engativá y Suba, esta ultima la más beneficiada.

Esta avenida representaría la descongestión de la autopista norte, la avenida Suba, la avenida Boyacá y la avenida Ciudad de Cali, porque disminuye los tiempos de movilidad entre el municipio de Soacha y el noroccidente de la ciudad.

De los 49,3 kilómetros planeados, solo se ha construido 1,8 kilómetros, en los que se invirtieron $11.944’587.644. De 1.109 predios requeridos, a la fecha se han adquirido 403 predios por un costo de 384.000 millones de pesos, se cuenta con las licencias ambientales, en primera instancia otorgada por el entonces director de la Corporación Autónoma Regional (CAR) Diego Bravo y ratificada por el entonces ministro de Ambiente Juan Mayr.

¿Cuál es la razón real que esta avenida no se construya? La administración señala como el argumento principal la afectación de los humedales ubicados en el trazado de esta avenida. En el periodo en el que se realizaron los estudios para la ALO, se intervinieron para recuperación integral los humedales Jaboque, Juan Amarillo y la Vaca, además de la delimitación de las zonas de ronda y zonas de manejo y preservación ambiental (ZMPA).