Museo de los Niños cierra sus puertas e inicia su transformación en parque

Desde este martes y hasta el próximo 7 de diciembre, el espacio estará cerrado debido a las adecuaciones que hará el Distrito. El 8 de diciembre será su reapertura, bajo el nombre de "Parque de los Niños".

Archivo El Espectador.

Gran revuelo e incertidumbre causó entre la ciudadanía el anuncio del Distrito de pedir los predios e instalaciones en los que funcionaba el Museo de los Niños. No obstante, no se trataba de un cierre del histórico espacio que por 30 años acercó a los menores de edad a la ciencia, la tecnología y la cultura a través de recreación y actividades lúdicas, sino de un cambio en la administración.

La decisión de acabar el museo tal como se conoce se dio tras la finalización del contrato de comodato entre el Distrito y Colsubsidio, pese a las alternativas que planteó la entidad privada para continuar operando el museo en el mismo lugar y con la misma oferta de entretenimiento. Al final no hubo acuerdo y el operador debió entregar este martes las instalaciones del museo.

A partir de ahora, el espacio será administrado por el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) y tendrá una oferta recreativa, lúdica y pedagógica enfocada a los menores entre 0 y 12 años. El mayor cambio que viene con esta transformación es que ahora el lugar será un parque (de hecho, su nombre cambia a “Parque de los Niños”), con una oferta completamente gratuita. Pero antes de pasar a su nueva etapa, el antiguo museo tendrá una renovación que finalizará el 7 de diciembre.

Así las cosas, un día después (8 de diciembre) se hará la reapertura bajo el nombre de “Parque de los Niños”, con siete espacios pedagógicos enfocados en la lectura, las matemáticas, el arte, las habilidades físicas y los juegos de roles. El espacio tendrá la misma extensión que en la actualidad, 2.5 hectáreas, y se renovará por completo debido al estado de deterioro que hoy ostenta.

“Los menores podrán disfrutar sin ningún costo de espectáculos de magia, títeres, cuentos, proyección de películas infantiles, obras de teatro, zona de camping; además de talleres de origami, globoflexia, pintura, cometas y mucho más”, manifiesta el IDRD sobre el nuevo espacio que pretenden convertir en uno de los más importantes para la recreación de niños entre 0 y 12 años.

 

últimas noticias

Agilizar la calle 13, problema de peso

Belén, un espacio para el skateboard en Bogotá