Natalia Ponce será condecorada en Bogotá por su lucha contra los ataques con ácido

El Concejo de Bogotá enaltecerá la labor emprendida por Natalia Ponce de León, víctima de un ataque con ácido el pasado 27 de marzo del 2014.

Archivo EFE

Con 33 votos a favor, la plenaria del Concejo de Bogotá decidió condecorar a Natalia Ponce de León con la Orden Civil al Mérito en el grado Gran Cruz de Oro, debido a sus aportes para luchar contra los ataques de ácido y su labor para que las víctimas sean oportunamente atendidas. 

El reconocimiento del cabildo Distrital se realizará el próximo 8 de marzo a propósito del Día internacional de la Mujer y destaca la labor realizada por Natalia Ponce en el campo social, cultural, económico y de defensa de los derechos humanos.

“La Orden Civil al Mérito María Currea de Aya, en el Grado de Cruz de Oro busca exaltar y reconocer los méritos de aquella mujer que en Bogotá se destaque por su trabajo dedicado, constante y decidido en beneficio de la calidad de vida de la comunidad, en los distintos ámbitos de la sociedad, en los que el punto de partida y razón de ser de su trayectoria, sea la comunidad”, argumentó el Concejo.

Con la distinción, el cabildo destaca los aportes de Natalia Ponce –víctima de un ataque con ácido en marzo de 2014– orientados al desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida de la comunidad e implica un reconocimiento público por parte de las autoridades del Distrito.

“Con esto, se estimulará a la ganadora a continuar con su compromiso con la comunidad y a su vez sea un ejemplo a seguir para generaciones futuras”, agrega el Concejo de Bogotá.

Ponce de León, de 33 años y quien despertó la solidaridad e indignación nacional por el ataque del que fue víctima frente a su residencia en Bogotá por un pretendiente suyo, ha advertido que su caso puso en evidencia las fallas del sistema de salud del país para atender estas emergencias.

La joven agredida se ha sometido a 15 operaciones quirúrgicas para restaurar tejidos de su cuerpo, especialmente del rostro, que actualmente se trata con piel artificial importada.

Gracias a su labor, en enero pasado fue promulgada una Ley que endurece las penas y protege a las víctimas de ataques con ácido.