Niños de Bogotá, con problemas de obesidad y retraso en crecimiento

Así lo determinó un estudio realizado por la Universidad Nacional.

El Espectador

Un estudio del Observatorio de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Universidad Nacional (OBSAN) halló que alrededor de un 25% de los niños y un 20% de las niñas, de una muestra de 56.242 escolares analizados, tienen sobrepeso.

“Nos estamos encaminando dramáticamente al exceso de peso en la población infantil en Bogotá”, concluyeron los investigadores luego del censo de talla y peso desarrollado por el Observatorio, con el apoyo de la Secretaría de Educación.

Sara del Castillo, directora del OBSAN, señala que este fenómeno se estaba presentando desde la primera medición en el año 2011.

Los resultados fueron recopilados a través de un modelo de censo en el que se incluían a 183 profesores (96% del total de docentes de primero de primaria de la ciudad), quienes fueron capacitados para realizar estas medidas gracias a la unificación de criterios y enseñanzas brindadas por nutricionistas profesionales.

“Encontramos que no solo hubo problemas en el exceso de alimentación sino también en la actividad física y los hábitos familiares, los cuales también se deben trabajar desde la parte educativa. Este no es un problema de estratos altos”, añade Patricia Heredia, egresada de la U.N. y parte del equipo encargado de realizar el seguimiento a este censo.

La profesional sostiene que dentro de la población afrocolombiana e indígena evaluada, equivalente al 2,3% y 0,3% de la muestra respectivamente, los segundos tienden a mayor peso que los primeros.

En cuanto a las localidades, Chapinero tiene la menor incidencia de casos de sobrepeso, contrario a las de Sumapaz, Antonio Nariño y Teusaquillo.

Además de los datos que revelaron sobrepeso, el estudio también obtuvo resultados en el retraso de crecimiento, es decir, los niños censados no tienen la talla adecuada para su edad.

Con respecto a este ítem se puede decir que durante 2013 se reportó que el 8,9% de la población infantil en los colegios distritales tiene este problema. Para el 93% de los pequeños evaluados, los cuales están entre los 6 y 7 años, este indicador tiene mayor incidencia, ya que a medida que pasa el tiempo, el retraso en crecimiento se hace más notorio.

De igual forma, los resultados presentan un porcentaje alto de retraso de crecimiento en localidades como Usme, Sumapaz, Santa fe y Ciudad Bolívar con un 14,5%, mientras que en otros sectores de la ciudad las cifras son más pequeñas, como el 5,6% en Antonio Nariño.

La muestra también tuvo en cuenta datos en el déficit de peso, que completó el 1,9% de los casos estudiados.