No cesa violencia contra LGBT

Durante 2013 y 2014 hubo 164 homicidios en el país contra esta población, un poco menos que en 2012. No obstante, la violencia policial y las amenazas se dispararon.

Las mujeres trans siguen siendo las más vulneradas y violentadas y han protestado en actividades como las que organiza Caldodecultivo en Santa Fe. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Bogotá sigue ocupando el tercer lugar en el país donde se presentaron más hechos de violencia contra lesbianas, gais, bisexuales y personas transgeneristas (LGBT) durante 2013 y 2014.

Un homicidio. Jessica era una mujer trans de 33 años que trabajaba como estilista en el barrio Caracolí de Ciudad Bolívar, llegó desplazada a Bogotá desde Santander por el conflicto armado. A comienzos de agosto de 2014 fue hallada muerta en su peluquería. El agresor la golpeó en repetidas ocasiones en el rostro y le enterró unas tijeras en el cuello.

Una violencia policial. El 19 de noviembre de 2014, Cristian estaba esperando el bus en la avenida Suba en Bogotá, cuando unos agentes de Policía se le acercaron y le pidieron los papeles. Le quitaron la cédula y le dijeron que tenía que ir a recogerla al CAI Andes. Cuando se dirigió allá, los agentes le dijeron “mariquita loca, ya lo tenemos identificado por las porquerías que hace en el humedal”. Cristian no tomó ninguna acción legal contra los policías por desconfianza en las instituciones y temor a retaliaciones por parte de los agentes que lo detuvieron.

Una amenaza. “A corruptos, viciosos, gais que ahora se hacen llamar defensores de derechos humanos, defensores de maricas o comunidad LGTB y de guerrilleros, defensores de sindicalistas […] personeros, presidentes de junta” (sic) los vamos a limpiar”, dice el panfleto firmado por el Ejército Anti-Restitución en Barrancabermeja que terminó con el desplazamiento de varios voceros a Bogotá, entre quienes estaba Ovidio Nieto, líder de la población LGBT de la ciudad.

Homicidios, acosos policiales, amenazas. Tres violaciones frecuentes, donde la discriminación y los prejuicios funcionan como una suerte de detonantes. Tres prácticas identificadas en “Cuando la guerra se va, la vida toma su lugar”, el informe sobre 2013 y 2014 que publica hoy, en el Centro de Memoria Paz y Reconciliación, Colombia Diversa, la ONG que trabaja por los derechos humanos de la población LGBT.

Homicidios

El informe, que conoció El Espectador, reportó que entre 2013 y 2014 se registraron 164 homicidios contra la población LGBT. En 2013 hubo 83 homicidios, mientras que en 2014 se registraron 81. Un poco menos que en 2012, cuando se registraron 87 homicidios contra estas personas en el país.

En los dos últimos años estos homicidios tuvieron lugar en 25 departamentos. En Antioquia, Valle del Cauca y Bogotá se concentraron el mayor número de casos, con 51, 32 y 18 durante 2013 y 2014, respectivamente. De los 164 homicidios registrados por fuentes oficiales, por lo menos 30 habrían estado motivados por el prejuicio hacia la orientación sexual o identidad de género de las víctimas.

Fue el caso de Tatiana Fandiño, la joven de 22 años asesinada por la sospecha de haber tenido una relación con otra mujer. Así lo reconoció la sentencia condenatoria contra uno de los implicados, que profirió el 15 de enero de 2015 el Juzgado 22 Penal de Bogotá. Sin embargo, la información disponible para la mayoría de casos es precaria y este número de homicidios por prejuicios podría ser más alto.

Violencia policial

Si bien la tasa de homicidios se redujo un poco, la violencia policial se disparó en 2013 y 2014. Sobre todo contra la población trans que, paradójicamente, recientemente se apuntó una victoria para cambiar sin tanto trámite sus documentos de identidad. Colombia Diversa documentó 222 casos de violencia policial. En 2013 se conocieron 79 hechos, pero en 2014 esta cifra ascendió a 143. En los 222 casos registrados en esos dos años, el número de víctimas fue de aproximadamente 240 personas, 110 de ellos eran personas trans, 41 hombres gais, 35 mujeres lesbianas y 8 personas bisexuales.

Debido a la falta de información oficial no fue posible precisar la identidad de género u orientación sexual específica de las víctimas en 28 casos. Los departamentos más afectados por estos hechos de violencia en este período fueron Valle del Cauca (con 33 casos), Antioquia y Bogotá (ambos con 28), La Guajira ( con 22) y Bolívar (con 19).

Amenazas y panfletos

Otro tema alarmante que también se incrementó fueron las amenazas y los panfletos. En 2013 Colombia Diversa registró 32 amenazas contra la vida e integridad de personas LGBT. En 2014 el número de casos registrados fue de 22. Las 54 amenazas fueron perpetradas por distintos medios: panfletos distribuidos en lugares públicos, cartas allegadas a las viviendas o lugares de trabajo de las víctimas, correos electrónicos, mensajes de texto, llamadas amenazantes e incluso intimidaciones y agresiones directas. Los departamentos donde se registraron mayor número de amenazas fueron Sucre, con ocho casos, y Bogotá y Atlántico, con siete cada uno.

Impunidad

A la orden de estas cifras también está la campante impunidad en los procesos judiciales. En 2013 y 2014 sólo se tuvo conocimiento de cinco condenas en casos de homicidios hacia personas LGBT, del total reportados. Si bien muchos de estos homicidios están en proceso de indagación y siguen activos, no hay avances en la etapa de juicio y sentencias.

Una vez más el llamado del informe anual de Colombia Diversa es a todas las instituciones del país, para que mejoren los sistemas de información frente al registro de delitos contra personas LGBT, para que articulen la atención y protección de las víctimas. Con eso un día la violencia quizá haya dejado de ocupar un lugar en la vida de las personas LGBT en el país.

565655

2015-06-10T21:19:10-05:00

article

2015-06-11T14:41:37-05:00

none

Natalia Herrera Durán

Bogotá

No cesa violencia contra LGBT

29

5704

5733