'No han definido operador de aseo'

Para César González es grave que ni siquiera la entidad que preside sepa cuál será el verdadero operador del servicio público domiciliario de aseo en la capital.

César González, superintendente de Servicios Públicos.  / Andrés Torres
César González, superintendente de Servicios Públicos. / Andrés Torres

“El martes termina el periodo de las advertencias por parte nuestra y los anuncios de buenos propósitos por parte de la administración”. Con esta contundente frase, el superintendente de Servicio Públicos, César González Muñoz, anuncia que la entidad reforzará el trabajo de campo y tendrá mayor personal de atención de quejas y reclamos ante la ciudadanía porque la entidad empezará a hacer un control especial al servicio de aseo en Bogotá, desde mañana en manos del Distrito. El ‘Día D’ del alcalde Petro puede ser el inicio de una serie de sanciones que van desde una “fruncida de ceño” hasta una sanción de tipo económico y por qué no la intervención de la empresa que preste el servicio de recolección de basura en la ciudad

¿Y por qué sólo hasta mañana la superintendencia podrá tomar cartas en el asunto? Porque no se sabe a ciencia cierta cuál será la empresa que prestará el servicio de aseo en la capital de la república, es un misterio tanto para la ciudadanía como para Superintendencia, como así lo afirma el mismo superintendente González, quien reconoce que la administración de Petro ha hecho tantos anuncios que al final “no sabemos nada de cómo el Distrito va a prestar el servicio”.

En entrevista con El Espectador, González aclara que el servicio prestado por las cuatro compañías privadas no es perfecto pero que las quejas de la ciudadanía en Bogotá no se deben a un mal servicio sino a temas de facturación o porque la gente considera que le están cobrando por una basura que no es la suya. González asegura que las sanciones que se les ha impuesto a los operadores privados han sido por el mal estado de vehículos.

Desde el viernes, 20 volquetas salieron a recoger basura en puntos críticos de la ciudad y Petro asegura que mañana habrán 100 ¿es legal o no recolectar basura en este vehículo de carga?

Aún en situación de urgencia manifiesta, no es de regulación recolectar basura en volquetas, porque es un vehículo apropiado, pero yo aspiro que esta ciudad no entre en un caos. Yo espero que el prestador tenga una explicación que la Superintendencia encontrará o no satisfactoria, eso si es para recoger basura. Una cosa muy distinta sería una emergencia sanitaria, y así la ciudad estaría en otra situación.

Lo que pasa es que se ha dicho tanto… en estos días escuché es que c la administración ha dicho que las volquetas recogerán en puntos críticos, que se tratan principalmente escombros. Esos puntos críticos o satelitales, son lugares donde se arrojan clandestinamente escombros y la Alcaldía es el responsable de esos puntos y no el prestador del servicio. El alcalde está diciendo que las volquetas salieron a recoger los desechos de los puntos satelitales, pero es que eso no es una fase del servicio de aseo, que quede claro.

El alcalde ha dicho que esos puntos están hasta mañana a cargo de los operadores privados y este ha sido uno de sus más fuertes argumentos para decir que el aseo en manos de privados no es eficiente…

Eso es una obligación de la Alcaldía no del prestador, incluso la administración tiene la herramienta para sancionar al infractor y es el comparendo ambiental. Nosotros le hemos advertido a la Alcaldía que el número de botaderos satélites ha aumentado, y como no atendió a nuestro requerimiento, uno enviado en junio de este año y el otro en septiembre, por lo tanto se puso en conocimiento de la Procuraduría.

¿Qué concepto tienen la superintendencia del actual servicio de aseo? ¿Es eficiente o no?

El servicio de aseo no es perfecto, pero uno sí tiene que decir que en el distrito capital el servicio no es problemático desde el punto de vista de regulación. No podríamos decir que los operadores privados han tenido conductos reiteradas de incumplimiento y de mala calidad del servicio, y es nuestra obligación decirlo. De los últimos 12 meses, la Superintendencia recibió en segunda instancia, que es lo que le corresponde, unas 31.000 peticiones y quejas de la ciudadanía en lo relacionado con servicios públicos en Bogotá (que corresponden al 26% de la totalidad del país), de los cuales el 9% corresponden a aseo. El grueso de los reclamos tiene que ver con facturación o el reclamo de que usted no debe cobrarme porque esto no es mío.

¿La Superintendencia ha recibido una queja formal por parte de la Alcaldía en contra de los operadores por mal servicio?

No.

¿Los privados han sido multados o sancionados?

Sí, fue recientemente, pero fue por el mal estado de los vehículos ¿por qué mala condición? Es lamentable, pero ya estaban al final de la concesión y ya están depreciados, pero la Super obviamente dice no qué pena pero necesito los camiones en buen estado. En los últimos meses hemos tenido varias situaciones de vehículos que se han varado, incluso en el relleno sanitario. Esas sanciones están en trámite, ellos interpusieron recursos, pero aproximadamente son por un valor de $300 millones.

¿Hay de qué preocuparse por el nuevo modelo de aseo que empezará a operar mañana?

Sí. Mi preocupación tiene que ver con la preparación que tiene la Empresa de Acueducto para prestar de manera integral el servicio de recolección de basuras en la ciudad, así sea por un lapsos. Ahora, lo que me parece más grave es que a sólo un día de que comience a implementarse el nuevo esquema, la Superintendencia de Servicios Públicos, que es la entidad nacional rectora, no sepa qué empresa será el verdadero operador del servicio público domiciliario de aseo en la capital de la república. Aún no es claro si será el Acueducto, Aguas de Bogotá o un privado subcontratado.

Yo como ciudadano y como superintendente tengo la más ferviente esperanza de que, independientemente de los temas judiciales, le vaya bien a la ciudad, sobre todo para esta época en la que se genera mayores toneladas de desechos de toda índole. Yo creo que el mejor regalo que podrían darle a los bogotanos es que el aseo esté funcionando adecuadamente.

¿Qué hará la superintendencia a partir de mañana?

Es el alcalde el responsable de los éxitos como de las fallas, así que la Superintendencia empezará a partir de mañana a desarrollar una vigilancia y control especial para lo que tiene atribución. Esta vigilancia implica que por la ciudad estén rodando patrullas y personal que atenderá las quejas de la ciudadanía. También vamos a reforzar el personal de atención en el contact center (6913006).

Nuestro objetivo es identificar al verdadero operador del servicio. A un día de que esto empiece hay muchas preguntas que no se han respondido ni a la Superintendencia ni a la misma ciudadanía que, al contrario de lo que piensan algunos, no solo le interesa que le recojan la bolsa de basura sino también en entender cómo funcionará esto para sentirse tranquila. Esas preguntas son por ejemplo: ¿con cuántos equipos se va operar?, ¿Con qué personal cuentan?, ¿con cuántas rutas, micro rutas y frecuencias se hará el servicio?, ¿De cuánto es el plan financiero?, ¿Cuánto le van a cobrar a la gente?, han dicho que se va a reducir el valor del servicio ¿de cuánto es la reducción?... Y hay todas estas preguntas porque lo que es excepcional en el caso de Bogotá es que no sabemos nada de cómo el Distrito va prestar el servicio.

¿Habrá sanciones?

Nosotros podemos empezar a trabajar o a sancionar hasta que se empiece a operar, porque nuestras sanciones recaen sobre el operador del servicio, hasta ahora sólo hay anuncios y dos decretos que como ya dije serán objeto de disputas legales que vendrán desde distintos sectores. Nuestras sanciones pueden ir desde una amonestación, pasar por multas hasta por 2000 salarios mínimos mensuales, como suspender actividades y cerrar los inmuebles que se utilicen para desarrollar las actividades objeto de la sanción. Separar a los administradores o empleados y prohibirles trabajar en empresas similares hasta por 10 años. Solicitar a las autoridades decretar la caducidad de los contratos celebrados por la entidad o la cancelación de licencias. Prohibir la prestación de servicios públicos domiciliarios hasta por 10 años. Ordenar la salida de los gerentes o de los miembros de las juntas directivas. Tomar posesión de de la empresa para administrarla o liquidarla.

¿Cuál es el mayor desafío que tendrá la empresa que entre a operar mañana?

Debe tener una capacidad logística como para dejar limpia a la capital de la república, una capacidad que garantice la prestación del servicio. Yo quiero ser optimista de que todo le va a salir bien al Distrito.

¿Qué análisis tiene la Superintendencia sobre las últimas actuaciones jurídicas efectuadas por la administración de Gustavo Petro para la implementación del nuevo modelo de aseo en la ciudad?

Desde la Superintendencia se trató de asesorar a la administración. Tuvimos reuniones con el mismo alcalde y con su equipo de gobierno, con el gerente de la Empresa de Acueducto de Bogotá –Diego Bravo- y con quien era el gerente encargado de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos –Henry Romero- .

La verdad es que desde varios meses nosotros hemos hecho una serie de advertencias a la administración sobre todo en lo relacionado a ciertos anuncios que irían en contra de la ley 142 y de la misma regulación. A pasar de las advertencias, el decreto 564 expedido por el alcalde tiene varios temas centrales que no coinciden con nuestras advertencias por lo tanto van en contravía de la ley y esto, supongo que el Distrito lo sabe, va a generar una fricción judicial y legal, no sólo el decreto sino otros actos administrativos que ha realizado el Distrito.

¿Cuáles fueron esas advertencias?

Esta Superintendencia no tiene las atribuciones para definir si el decreto es ilegal o no. Lo que puedo decir es que a la administración distrital se le advirtió que no podía desconocer que en Bogotá opera la libre competencia; que el acceso al relleno Doña Juana no puede estar sujeto a permisos previos porque eso no lo dicta ley; es también el caso de la facturación pues la ley obliga a hacer convenios; las tarifas, el Distrito debió publicar tarifas hace varias semanas y no lo hizo. Hay cosas que no coinciden con lo que obliga la ley.

Hasta mañana conoceremos el prestador. Desafortunadamente, la administración distrital ha hecho muchas declaraciones y anuncios, se ha dicho de todo, y no es claro para superintendencia si el prestador será el Acueducto o su filial Aguas de Bogotá, o si Aguas de Bogotá será un simple subcontratista del Acueducto. Ahora la filial puede subcontratar el servicio pero miraremos cómo lo hizo y si realmente le responde a la ciudad.

¿Y en cuanto al acceso al relleno Doña Juana?

Nosotros le advertimos al operador del relleno (empresa CGR) que está obligado a darle acceso a todo aquel que venga a depositar residuos sólidos al relleno. Esa empresa, lamentablemente, está entre dos aguas: la instrucción de la Superintendencia que es la autoridad máxima en servicios públicos en el país y un decreto que establece que para ingresar al relleno y depositar los residuos se requiere de unos permisos previos. Y según entiendo, nadie sabe en dónde se consigue esos permisos, cómo se obtienen, qué formato tiene… Lo que hay es que la ley establece una libertad para los prestadores del se4rvicio sin permisos previos.

Lo que no sabe la superintendencia es si los privados se van a atrever a entrar al relleno o sin quiera vayan a salir a prestar el servicio. Y lo digo porque esto puede convertirse en una situación aburridora, en donde puede intervenir la fuerza pública, lo cual es muy desafortunado.

Si usted insiste en que hay libre competencia ¿qué va a pasar con los actuales operadores privados?

La ley los debe proteger y ellos tienen derecho a ejercer su actividad. Si ellos deciden no salir, porque el Distrito les prohíbe hacerlo, podrían emprender acciones en contra de quien se los prohibió, pero no es mi competencia hablar del tema. Lo que sí puedo decir es que de los 1.050 municipios del país, solo tres ciudades (Barranquilla, Cartagena y Yumbo) tienen áreas de servicio exclusivo y los demás tienen libre competencia.

Pero Petro asegura que la resolución de la CRA sobre la implementación de Áreas de Servicio Exclusivo está en pie y que no fue tumbada por la Corte Constitucional…

Es un poco confuso. Lo que estableció la CRA es que había los motivos para que la administración vuelva a establecer las áreas de servicio exclusivo, eso fue lo que dijo la CRA, que es su obligación, pero más allá de esto no hay más nada. La CRA dijo acepto los motivos que tiene la administración para decir que es necesario implementar las áreas , eso es todo, y no quiere decir que la ciudad esté bajo ese régimen.

Temas relacionados