No hay lotes públicos para construir colegios en Bogotá

El alcalde Gustavo Petro pidió al Gobierno Nacional entregar terrenos recuperados para construcción de colegios distritales.

Archivo El Espectador

El alcalde Gustavo Petro, en el marco de la entrega de la nueva sede del colegio Bernardo Jaramillo, ubicado en la localidad de Tunjuelito, propuso al Gobierno Nacional solventar el problema de espacio destinado a la construcción de colegios con la entrega de 25 hectáreas recuperadas por el Distrito.

La propuesta es encaminada para que el Gobierno nacional actúe ante la deficiencia de terrenos destinados para la construcción de nuevos colegios e implementar estrategias que permitan facilitar el otorgamiento de licencias de construcción para los mismos, previendo que se dispone a invertir cinco billones de pesos en infraestructura educativa, en todo el país.

La propuesta fue hecha luego de que el alcalde Gustavo Petro identificara los dos problemas con los que se encontró a la hora de la construcción de colegios en la ciudad.

“No hay lotes públicos para construir colegios, el segundo problema es que las licencias de construcción pasan por entidades que no son estatales sino particulares, como las curadurías que pueden demorar hasta un año en el otorgamiento de una licencia de construcción”, dijo.

El alcalde señaló que con esos dos problemas no se podría saldar el déficit educativo en Colombia y le advirtió al Gobierno Nacional que si quiere tener éxito en materia educativa en los tres años que le quedan, debe garantizar, primero los lotes públicos, incluso con formulación de expropiación expedita administrativamente para la construcción de infraestructura escolar y tiene que otorgar licencias de construcción de nuevo al interior de las entidades públicas para que un particular no demore de uno a más años el otorgamiento de una licencia de construcción.

“Recuperar terrenos que siendo públicos venían siendo extrañamente ocultados para la construcción de colegios y la magnitud del espacio que hemos conseguido hasta el día de hoy“, señaló.

De esta manera, Petro aseguró que solo con la construcción de una justicia social equitativa es que se puede lograr la paz en el país.

Petro explicó que gran parte de las críticas que recaen sobre Bogotá Humana sobre la construcción de colegios es porque no se ha tenido en cuenta que ante esta deficiencia de terrenos, la Administración Distrital ha renovado las sedes de los existentes, ya que la cobertura es prácticamente del 100 por ciento.

“Uno oye debates en la televisión o en el Concejo que dicen que Bogotá Humana no ha hecho ningún colegio. Nosotros no necesitamos crear nuevos colegios como entidades jurídicas sino renovar las sedes”, aseguró el alcalde.

“Parten del hecho de que un colegio nuevo, para ellos, es la creación jurídica de una entidad. Como nosotros estamos haciendo sedes nuevas de colegios existentes, entonces no existen, he ahí la lógica del raciocinio que todos los días le transmiten a la población bogotana de que nosotros no hemos hecho nada”, agregó.

Petro explicó que en la ciudad hay un problema de calidad, porque aún hoy la educación pública hoy no tiene la inversión que tienen los colegios privados, pues los mismos padres de familia hacen altas inversiones en matrículas y pensiones, contrario a los colegios públicos que solo tienen el apoyo del Estado.

“Contratan los mejores profesores con postgrados, magisters construye piscina y hacen colegios campestres, invierten de tal manera en la educación que puede otorgar un programa de alta calidad como no puede hacerlo un colegio pobre. Si los hijos de los sectores más pudientes adquieren la mejor educación y los hijos de los sectores de familias trabajadoras adquieren la educación de menor calidad, la desigualdad social cada vez va a ser mayor en Colombia, y si mayor es la desigualdad social mayor es la violencia y más difícil será construir la paz”, dijo.