“No me arrepiento de lo que pasó”: protagonista del video de ‘yo gano más que usted’

Luis Martínez, quien hasta este jueves fue controlador de tráfico de TransMilenio, explica las circunstancias de la agresión, reprocha la forma como el sistema manejó la situación y revela de cuánto era su salario.

Luis Martínez explica que lo que el video no muestra son las agresiones previas de las que fue víctima, tanto física como verbalmente. /Archivo El Espectador – Archivo particular

Luis Alejandro Martínez, el joven que protagonizó un escándalo en las redes sociales –cuando como controlador de tráfico e inspector de TransMilenio agredió verbalmente a dos ciudadanos, en un nuevo caso al estilo de “yo gano más que usted” – habló con El Espectador y explicó las circunstancias que lo llevaron a insultar a dos personas, hecho que conmocionó las redes tras la divulgación de un video.

De acuerdo con Martínez –de 24 años y quien actualmente cursa una carrera profesional en diseño gráfico– previo al incidente, fue agredido físicamente en dos oportunidades por quienes grabaron el video, cuando se encontraba regulando el tránsito, tras un choque simple en inmediaciones a la calle sexta con carrera 30.

Ante ello –explica– tuvo que interrumpir el flujo de los vehículos particulares sobre las 9:00 a.m. de este jueves y en ese momento, uno de los conductores ignoró la detención, aceleró su vehículo y lo golpeó levemente, lo que provocó un cruce de palabras: “reconozco que le pegué un golpe al capó del carro y luego le dije al señor que por dónde pretendía pasar, que si me iba a ‘echar’ el carro y pasar por encima (…) le doy la espalda y lo dejo pelear solo”.

“De un momento a otro, siento el primer golpe: me da un puño en la cabeza, me volteo y vuelve a agredirme, dándome un puño en la cara y es cuando yo reacciono”, indica Luis, quien sostiene que el conductor que grabó el incidente también lo trató con palabras desobligantes y que lo humilló en razón a su salario.

El señor empieza a ofenderme por mi sueldo, me dice que yo por ganarme el mínimo no tenía derecho a eso y es cuando lo encaro, el resto es lo que sucede en el video (…) el señor muy vulgarmente me dice que yo soy un ‘hijueputa’ asalariado, que como tengo un salario mínimo no tengo el derecho a reclamarle a ellos nada porque ellos tienen un carro particular y ellos son los que nos dan de comer a nosotros”, agrega Martínez. (Escuche la entrevista: La versión del hombre del video de "yo gano más que usted")

En sus 10 meses como contratista de TransMilenio –en junio próximo cumplía un año en el cargo, por el cual recibía entre $900 mil y un millón de pesos– Luis Martínez asegura que nunca tuvo un problema similar, aunque reconoce que por el tráfico y en la tarea de regular el tránsito en la ciudad, hechos como este se presentan con mucha frecuencia.

Tenía la cabeza caliente y realmente exploté, como persona que soy y como ser humano. Todas las personas saben que si a uno lo agreden o uno responde, o se contiene, y el algún momento explota”, reconoce, indicando que nunca tuvo la intención de ofender a la otra persona.

No tuve la intención de humillarlo, solo fue una reacción después de que me agredieran, pero en ningún momento busqué ofenderlo. Fue un momento de explosión, pero no me arrepiento de lo que pasó. Pido disculpas por la institución que yo representaba, pero sigo con mi cabeza en alto y poniéndole el pecho a la vida; como me enseñaron mis papas y mis abuelos”.

Posterior al incidente, Martínez manifiesta que luego de iniciar su turno en la tarde –Luis comienza su jornada laboral a las 5:30 de la mañana, hasta las 9:30 y reanuda su trabajo de 4:00 p.m. a 8:00– sus jefes se comunicaron con él para informarle que ya tenían conocimiento de lo ocurrido y que tenía que retirarse: su contrato había sido cancelado. (Lea: Despedido inspector de Transmilenio que protagonizó nuevo caso de ‘‘gano más que Ud.’’)

“No me llamaron a descargos, no hubo algún procedimiento de control o conducto regular. Fue injusta la reacción de TransMilenio, porque no manejaron el protocolo de descargos ni le dieron manejo a la situación para buscar una solución. Nadie me dijo ‘venga, hable y cuéntenos qué fue lo que sucedió’”, reprocha Luis, quien a pesar de la forma como fue despedido, manifiesta que se siente orgullo de haber trabajado con el sistema.

“Entré a trabajar con TransMilenio por estabilidad laboral y para mejorar mi condición económica. Yo no tengo queja de ellos, me siento orgulloso de haber trabajado con el sistema porque para la ciudad es lo más importante, a pesar de todo lo que sucede alrededor. Le metí las ganas, día tras día, soy de los que tenía que salir a las 4 de la mañana, salía de mi casa, me quitaba la corona y pisaba la calle: me ponía la armadura de guerrero para lucharla”, puntualiza.

 

 

[email protected]