"Nos vamos a juicio": abogada de la familia de Yuliana Samboní

El arquitecto, señalado por el abuso y asesinato de la niña de 7 años, se declaró inocente. Permanecerá recluido en La Modelo mientras se adelanta el juicio en su contra.

AFP

Rafael Uribe Noguera no aceptó cargos, por recomendación de su abogado y este miércoles será la primera noche, de muchas, en La Picota. Las evidencias que expuso la Fiscalía lo señalan como el principal responsable del feminicidio, secuestro, tortura y  violación de Yuliana Andrea Samboní, de 7 años. (Lea: Francisco Uribe Noguera, hermano del presunto asesino, se retira de Brigard & Urrutia)

La audiencia de imputación duró casi nueve horas. Fue una audiencia reservada. Solo asistieron las partes procesales. No hubo público. Tampoco familiares.  La Fiscalía en su relato aseguró Uribe Noguera habría cometido el crimen consciente, con sus cinco sentidos y al percatarse del hecho, decidió consumir una cantidad importante de alcohol y alguna sustancia derivada de la cocaína para intentar intoxicarse y así evadir la justicia. (Lea: A la cárcel Rafael Uribe Noguera por crimen de la menor Yuliana Samboní)

Esa habría sido la razón por la que intentó ingresar primero a la Clínica Monserrat, especializada en el tratamiento de enfermedades mentales, antes de ser trasladado a la Clínica Vascular Navarra, en la que fue atendido todo el lunes por una “crisis” que le produjo la mezcla de droga con licor.  Al personal médico le dijo que había consumido tres bolsas del alcaloide "perico" y una botella y media de aguardiente. Sin embargo, lo hizo sobre las 3:00 de la tarde, es decir seis horas después de raptar a Yuliana. (Lea: Juez legalizó captura de Rafael Uribe Noguera en Paloquemao)

Él, en silencio, escuchó el relato del crimen, los detalles y los indicios en su contra: los videos, la ropa y los zapatos de la niña que encontraron en su apartamento, los testimonios. Lo único que se atrevió a pronunciar fue que por ahora no aceptaba cargos, por instrucción de su abogado. La juez 79 de control de garantías lo envió a prisión, al considerarlo un peligro para la sociedad. La funcionaria consideró que en libertad podría entorpecer la investigación. (Vea: El asesinato de Yuliana Samboni: Cronología de una Tragedia)

Por el crimen, también fueron involucrados al proceso Francisco y Catalina Uribe Noguera, hermanos del presunto responsable, quienes son señalados de haber alterado los hechos del crimen en, al menos, dos ocasiones. (Lea: Justicia por muerte de Yuliana Samboní, la consigna de los colombianos)

A juicio

Según Isabel Agatón, abogada de la secretaría de la Mujer que representa a la familia de Yuliana, resaltó la impecable labor de la Fiscalía. “Uribe Noguera no aceptó cargos, de manera que nos iremos a juicio. Como secretaría destacamos el trabajo de la Fiscalía y de la juez. Estas decisiones efectivamente transmiten un mensaje de cero tolerancia contra la violencia y reconoce a esta persona como un peligro para la sociedad.

“Me imagino que la no aceptación de cargos hará parte de su estrategia de defensa. Igual, si acepta ahora o acepta después, no cambia las cosas. Es importante aclarar que como la menor es una víctima de 7 años, el código de infancia prohíbe cualquier tipo de rebajas. En ese sentido, se aplican tratados internacionales”.

Para el abogado penalista Fabio Humar es desconcertante conocer que Uribe Noguera no hubiera aceptado cargos. Sin embargo, al igual que Agatón, indicó que de haberlo hecho no hubiera ganado mucho, pues de acuerdo con la ley, no tendrá rebaja de penas. “Pudo haber aceptado el martes o hacerlo un día antes del juicio. El efecto será el mismo”.

“Mi análisis de la decisión es que por ahora la defensa no tiene una estrategia. Está buscando tiempo para poder llegar a un arreglo con la Fiscalía, que sea menos nocivo para su defendido. Por ejemplo, que no lo juzguen por tortura, porque ya haría parte del homicidio. Lo que pasa es que en su caso se enfrenta a penas tan altas, que llegarán al máximo permitido en el país, que son 60 años de prisión.

Agrega que posiblemente querrá ganar tiempo para llegar a un arreglo para indemnizar a la familia, que le ayude a que la juez no calcule su pena desde los montos más altos. Aunque aclara, a Uribe Noguera no le espera una pena inferior a 50 años.  

¿Por qué nadie lo quiso defender y terminó con abogado de oficio? Para Humar el asunto es que se está frente a un caso indefendible y hacerlo solo para decirle que acepte los cargos, no tiene sentido. “Cuando sale el Fiscal General a dar una rueda por un caso, cuando ocurren tantos casos similares, es muy diciente. Es claro que la posibilidad de que el crimen quede impune o se dilate es muy escasa. En ese caso la defensa es muy difícil”.