Se inaugura este jueves

Nueva Cinemateca: un laboratorio del séptimo arte en Bogotá

El nuevo escenario, con 8.500 m2, ya no será un sitio solo de contemplación, sino de consulta, investigación y creación. Fuera de sus salas de proyección, tendrá auditorios y espacios para consulta y edición.

La sala Capital es el espacio principal y cuenta con una capacidad para 272 personas. Diego Cuevas - El Espectador.

Luego de tres años de construcción, este jueves se abrirán las puertas de un imponente edificio ubicado en el epicentro cultural, turístico, laboral y académico de Bogotá y que apunta a ser el escenario más importante de la ciudad para las artes audiovisuales: la nueva Cinemateca Distrital. Lo que por cuatro décadas fue apenas un espacio compuesto por una pequeña biblioteca y una sala de cine para 170 personas junto al Teatro Jorge Eliécer Gaitán, ahora será todo un edificio dedicado al cine y la fotografía.

Se trata de una edificación de tres plantas, con un auditorio multifuncional, tres salas de cine, espacios para edición, laboratorios de creación audiovisual, espacio para talleres de realización de rodajes y desarrollo de proyectos fotográficos. La iniciativa, que se empezó a consolidar en la pasada administración, busca erradicar la idea de que la Cinemateca es para un selecto grupo de expertos y evolucionar a un escenario de aprendizaje para cualquier ciudadano.

La obra

Con una inversión de $55.000 millones, la construcción, que estuvo a cargo de la Empresa de Renovación Urbana y de la Alcaldía de Bogotá, inició obras formalmente el 2 de agosto de 2016. Como se tenía planeado, fue entregada a Idartes en septiembre del año pasado. Desde entonces, la tarea fue dotar cada uno de los espacios para el público, que finalmente la podrá disfrutar a partir de este jueves, cuando se abran las puertas.

La Cinemateca cuenta con tres niveles y un sótano de parqueaderos. En el tercer piso está su corazón, con tres salas de cine. La principal es la sala Capital, con capacidad para 272 personas, donde se proyectarán películas en formato de 35 milímetros y digital. Las otras dos tendrán espacio para 75 asistentes cada una. A estas se suma la sala E, espacio multifuncional para 100 personas que, si bien no cumple el rol de sala de proyección, servirá para el encuentro de artes como el teatro y la danza.

Adicionalmente, los asistentes tendrán a su disposición la mediateca, una biblioteca especializada en cine y nuevos medios, destinada para consultas e investigaciones de material bibliográfico y audiovisual. Esta se complementa con una sala especializada para revisar archivos y colecciones, y bóvedas de material académico.

Una de las novedades es el espacio destinado a niños y jóvenes. Por un lado hay una sala de consulta para menores entre los 9 y 15 años, donde se realizarán talleres de creación y aplicación de ideas e investigación. Para los niños, entre los 0 y 5 se habilitó el salón Rayito, que se concentrará en el desarrollo de actividades de exploración con imágenes y sonido. Asimismo hay dos aulas múltiples en donde se planea desarrollar talleres de sonido, de imagen, para la realización de rodajes y desarrollo de proyectos fotográficos y sonoros, así como aulas de edición.

De acuerdo con la directora del Instituto Distrital de las Artes (Idartes), Juliana Restrepo, esta obra no solo representa una gran motivación para los amantes del séptimo arte y los interesados en presentar sus rodajes, sino la oportunidad de ampliar el campo de la oferta cultural y turística de la ciudad, y que los bogotanos lo adopten como una sede para diversas actividades.

“Esto nos permite aumentar el aforo y garantizar acceso a más personas. Además, no será solo una sala de cine, sino todo un centro cultural donde primarán las artes audiovisuales, plásticas y escénicas, y que servirá como punto de encuentro con escritores, bailarines y músicos, creando sentido de pertenencia entre los bogotanos”, dice Restrepo.

En la diversidad de sus espacios se encuentra la razón por la cual el Distrito espera que la nueva Cinemateca se consolide como todo un laboratorio cinematográfico, ya no solo como un espacio de contemplación, sino de aprendizaje, creación e investigación, que fortalezca la importancia del séptimo arte en la ciudad.

Para el público en general abrirá sus puertas el jueves 13 de junio, a partir de las 2:00 de la tarde, con un evento gratuito en el que los ciudadanos podrán disfrutar de exposiciones fotográficas, performances audiovisuales y la proyección de cortometrajes rodados en la capital, uno de los cuales será musicalizado en vivo por la Orquesta Filarmónica de Bogotá.