En algunas horas y zonas, el incremento superará el 50 %

Nuevas tarifas de taxi en Bogotá serán un golpe al bolsillo

Empieza a regir el decreto que elimina el taxímetro y da vida al cobro por aplicación. Si bien, el Distrito indicó que el servicio sólo iba a aumentar el 7,4 %, la velocidad de la ciudad y la nueva forma de calcular el factor de congestión encarecerán el servicio para los capitalinos.

La app calculará distancia y velocidad promedio de viaje, para liquidar anticipadamente el costo del servicio.El Espectador

El alcalde Enrique Peñalosa firmó el 29 agosto el decreto que  elimina el taxímetro como método para fijar el costo de la carrera. Ahora se hará a través de una aplicación (app), que lo determinará antes de emprender el viaje. Un salto tecnológico que, según la administración, busca modernizar el servicio. Mientras los 50.000 carros renuevan sus equipos, al menos hasta diciembre, los usuarios seguirán encontrando algunos carros con taxímetro. (LEA: Tarifa de taxis: el kilómetro pasará de $820 a $881)

Como el de don José, taxista desde hace 15 años, quien cree que el taxímetro es el sistema más justo. Como la app aún no lo convence, dice que lo seguirá usando mientras analiza cómo les va a sus compañeros. “Es que si el pasajero pide una ruta más larga o caemos en un trancón, ese aparatico lo marca todo. Ahora, si quedamos en un trancón, ¿quién paga? Nadie ha explicado eso. Creo que vamos a perder plata…”. Lo que no sabe don José es que los taxistas serán los beneficiados.El proyecto de decreto de las nuevas tarifas, próximo a firmarse, así lo muestra.

Los que sentirán el golpe al bolsillo serán los usuarios. Si bien el Distrito dijo que con la nueva tarifa sólo aumentaría 7,4 %, el verdadero incremento (que no explicó) estará en el factor de congestión, un recargo que se reconoce en caso de trancones, ya que ir más lento incrementa los gastos para el taxista y limita la opción de prestar más servicios. Ese sobrecosto lo cubre cada pasajero, y es ahí donde la velocidad influirá en la tarifa, en especial el próximo año, cuando comiencen las obras de infraestructura, que harán lenta la movilidad. Aunque el sobrecosto no es nuevo, ahora tendrá diferencias. Por eso, para identificarlas es clave saber cómo funcionan el taxímetro y la aplicación. (LEA: ¿Cómo funcionarán las aplicaciones de los taxis?)

Taxímetro vs. aplicación

En la tarifa de taxi, sin importar el método de cobro, hay costos fijos: el banderazo, la llamada y los recargos (nocturno, festivo y aeropuerto). Con el taxímetro, el banderazo cuesta $2.300; la llamada, $700; los recargos nocturnos o festivos, $2.000, y al aeropuerto, $4.100. Con la aplicación costarán $2.500, $800, $2.100 y $4.400 respectivamente. En principio, el costo por kilómetro recorrido también está definido: $820 con taxímetro y $881 con aplicación. Sin embargo, la velocidad influirá en el costo final.

En el caso del taxímetro y su sistema de unidades (cada una cuesta $82), el cobro tiene dos variables: si la velocidad del viaje supera los 15 km/h, el aparato suma unidades por distancia (una cada 100 metros) y el kilómetro recorrido cuesta fijo $820. Pero cuando hay trancón y la velocidad es inferior a 15 km/h, suma por tiempo (una cada 24 segundos). Es así como recorrer 1.000 metros a 10 km/h, por ejemplo, cuesta $1.230.

La app calculará distancia y velocidad promedio de viaje, para liquidar anticipadamente el costo del servicio. La diferencia con el taxímetro (y donde está el incremento) es que el rango para aplicar el sobrecosto por congestión aumentó de 15 km/h a 36 km/h. Sólo las carreras que superen esta velocidad pagarán sin recargo el kilómetro recorrido ($881). Si es menor, pagará un sobrecosto que será más alto a medida que la velocidad promedio sea menor.

Este aumento se estableció por sugerencias del estudio de tarifa, que indicó que 36 km/h es la velocidad media de una carrera de taxi entre las 6:00 a.m. y 7:00 p.m, franja en la que se concentra el 85 % de los viajes iniciados. Sin embargo, si se tiene en cuenta que la velocidad promedio en Bogotá es de 20 km/h, la mayoría de carreras contarán con el recargo por congestión. Lo que no está claro es si la aplicación elegirá la ruta más corta o la más rápida, algo clave, ya que la más corta no siempre será la más económica.

Para conocer cómo aumentará el costo del servicio, El Espectador analizó 12 rutas en dos horarios (1:00 p.m. y 7:00 p.m.) e hizo el cálculo con taxímetro y con app. Se hizo la aproximación usando las fórmulas del Distrito y datos de plataformas como Google Maps y Waze, que permiten conocer distancia y tiempo. Los aumentos en la tarifa son considerables. A modo de ejemplo, un servicio desde la Plaza de Bolívar hasta Unicentro, en el norte, con taxímetro puede costar alrededor de $15.000 y con la aplicación podría costar casi $25.000, lo que representa un incremento cercano al 65 %.

Es clave resaltar que estas tarifas no incluyen dos recargos que están autorizados y que próximamente se podrían aplicar: 20 % adicional por factor de calidad, que cobrarán los taxistas con carros grandes y último modelo, así como los $500 adicionales que autorizaría el Distrito si los taxistas logran reducir las cifras de accidentalidad. Aunque la administración defiende el nuevo modelo por modernizar el servicio y poner fin a la reiterada queja por adulteración de taxímetros, la pregunta que queda es ¿a qué costo?

Aclaración: En la versión impresa del artículo “Nuevas tarifas de taxi, golpe al bolsillo”, se indicó que se estaba firmado el decreto de las nuevas tarifas. Aclaramos que el decreto que firmó el Distrito fue el que elimina el taxímetro y obliga a instalación de plataformas. El del incremento, que explicó hace un mes el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, está en borrador y próximo a la firma. Las nuevas tarifas, que hasta el momento no han cambiado, comenzarán a regir un mes después de que firmen el aumento de tarifas.