Nueve acciones para una mejor movilidad

La fundación aseguró que hay 150 puntos de Bogotá a intervenir.

Archivo

A nueve acciones resumió la Fundación Probogota Región los problemas de movilidad en la ciudad. La organización presentó un estudio titulado “Nueve acciones prioritarias de bajo costo y alto impacto para mejorar la movilidad en Bogotá en 150 puntos a intervenir".

Para la fundación es de gran importancia darle prioridad a los buses en las calles y facilitar en acceso de los peatones a las estaciones de Transmilenio.

"Hemos hecho un estudio para buscar 150 victorias tempranas de movilidad, es decir, cosas que sean de alto impacto y bajo costo, que no requieran de sacar licitación, que no requieran de grandes obras para atacar el problema de movilidad de inmediato", aseguró el presidente de Probogotá, Luis Guillermo Plata.

Las nueve grandes acciones que deben realizarse en Bogotá según el estudio son:

1. Intervenciones al SITP: relocalizar algunos paraderos y reubicar la señalización para mejorar el acceso de los peatones del Sistema Integrado de Transporte Público.

2. Mejorar cruces claves: de los 3.753 kilómetros de malla vial arterial, el 12,4 por ciento está en mal estado y el 17 por ciento en condiciones regulares.

3. Mejorar el acceso de los buses a los portales: con obras relativamente pequeñas de conexión vial o señalización se pueden reducir los recorridos innecesarios de los alimentadores y las personas para el ingreso a los nuevos portales de Transmilenio.

4. Primero los buses: mejorar la fiscalización y el acondicionamiento físico de los carriles prioritarios para el transporte público que se han comenzado a implementar por ejemplo sobre las carreras 15 y séptima, con el fin de reducir los tiempos de viaje.

5. Controlar el parqueo en las vías: fortalecer las acciones de control al estacionamiento en vía y de igual forma establecer un plan de estacionamiento en vías.

6. Tecnologías para la movilidad: promover la instalación de pantallas en puntos críticos donde los conductores toman decisiones de ruta para informar el estado de vías e influenciar comportamientos.

7. Ciclorutas conectadas y señalizadas: Bogotá tiene 402 kilómetros de ciclovías. Es necesario continuar con las acciones de mejora del pavimento, señalización y conexión de las ciclovías existentes.

8. Información, cultura y respeto: mejorar la información sobre el uso del transporte público y los procesos de expedición de licencias.

9. Primero la vida: se requiere mayor gestión del tránsito y educación vial.