"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec
Gustavo García será el gerente encargado

Nuevos buses y déficit, retos para el nuevo gerente de Transmilenio

Alexandra Rojas renunció a la gerencia de Transmilenio, en un año clave para el sistema. Su reemplazo tendrá, al menos, cinco grandes retos.

El reto más grande para el nuevo gerente será concretar la entrada de una nueva flota de buses para las Fases I y II. / Archivo particular

Sin dar muchos detalles, el alcalde Enrique Peñalosa hizo oficial este fin de semana la salida de Alexandra Rojas de la gerencia de Transmilenio (TM). Aunque justificó la decisión en un pacto hecho desde el comienzo de la administración, la renuncia de Rojas sorprendió, pues se dio justo antes de ratificar un nuevo aumento del pasaje y porque se vienen dos años claves para sacar adelante los procesos que buscan mejorar el sistema. Por ejemplo, Rojas trabajó en la etapa preliminar de los proyectos más ambiciosos del Distrito, con los que se espera ampliar la atrasada infraestructura del sistema y contrarrestar la mala imagen que tienen los bogotanos sobre los buses rojos. Según la encuesta de percepción ciudadana Bogotá Cómo Vamos de 2017, un 60 % de los capitalinos creen que el servicio de TM ha empeorado. (LEA: Transmilenio se queda sin gerente: Alexandra Rojas presentó su renuncia)

Rojas y Peñalosa se conocen desde el primer paso del mandatario por el Palacio Liévano. En el año 2000, Rojas se desempeñó como subsecretaria de Hacienda. En la actual administración, Peñalosa le dio un voto de confianza al ponerla al frente de uno de los sectores más complejos de la ciudad: el Sistema Integrado de Transporte. No obstante, fue Rojas quien desde la semana pasada le manifestó al alcalde Peñalosa su deseo de abandonar la gerencia del sistema. Lo hizo a través de una carta, que Peñalosa aceptó, no sin antes agradecerle por su trabajo.

Fueron dos años en los que la gerente implementó 731 cambios en el interior del sistema. La mayoría, relacionados con cambios de rutas u horarios o la creación de nuevos servicios. Asimismo, Rojas estuvo al frente de las conversaciones con los operadores del SITP y de los pequeños transportadores, que entregaron sus buses a Coobús y Egobús, empresas en liquidación, por orden de la Superintendencia de Sociedades.

>>> LEA: Transmilenio subiría $100, ¿y las mejoras en el servicio?

No obstante, son varias las tareas que tendrá que asumir su reemplazo: sacar adelante la licitación para renovar la flota de buses para las Fases I y II, tomar medidas para reducir el déficit financiero del sistema, la consolidación de un sistema integrado y avanzar en la ampliación de la red de TM. Por ahora, al frente estará el subgerente Gustavo García Bate, mientras se define el gerente, quien tendrá que enfrentar los nuevos retos de la entidad.

Nuevos buses

Este mes se espera la publicación de los prepliegos de la retrasada licitación para renovar la flota de las fases I y II. No obstante, aún no hay fecha definida. El nuevo gerente llegará con la misión de sacar adelante este proceso, que tiene como novedad la división de la renovación en dos licitaciones: una para la compra de buses y otra para la operación. El primer paso será elegir la empresa que comprará casi 1.450 articulados y biarticulados, mediante una concesión a 12 años.

Cierre de déficit

Quizás el problema más grave del SITP es su déficit, que alcanza los $594.000 millones al año. Por esto, según el Distrito, ha sido necesario incrementar la tarifa tres veces e implementar medidas como las barreras anticolados. Si bien, con estas medidas buscan reducir las pérdidas, hay otras propuestas que tendrá que impulsar el nuevo gerente en el Concejo: la sobretasa a los parqueaderos (según ubicación y estrato) para recaudar hasta $320 mil millones al año. El otro es el parqueo en vía.

Ajuste de tarifas

Aunque el decreto que autoriza este año un alza de $100 en las tarifas de Transmilenio y SITP está para la firma del alcalde y del secretario de Movilidad, se estarían contemplando otras medidas para aumentar el recaudo por concepto de los pasajes. Una sería un nuevo ajuste a los subsidios para las personas con discapacidad, del Sisbén y de la tercera edad. El año pasado ya los habían ajustado, limitando el número de viajes y disminuyendo el descuento, de acuerdo con cada población.

SITP

TM mantiene una carrera contrarreloj frente a la integración de los buses azules del SITP y el modelo del SITP provisional. A más tardar el 1º de febrero, el sistema debe garantizar el servicio en zonas con riesgo de cese de operaciones, como ocurrió en octubre en Ciudad Bolívar. Así lo ordenó la Superintendencia de Puertos y Transporte, que también le exigió a TM finalizar la integración del SITP provisional, a más tardar el 1º de mayo.

Nuevas troncales

Aunque se espera que a mitad de año se inicie la construcción de la troncal de TM por la séptima, los estudios siguen en manos del IDU. El nuevo gerente, además, deberá pedir celeridad en los tiempos y apurar los diseños de las troncales de la avenida 68 y la avenida Ciudad de Cali, para cumplir el cronograma, para que ambas licitaciones se abran en diciembre. También debería empezar la ampliación de la troncal de la Caracas y la construcción de algunas interconexiones.

      *      *      *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook